(ca) CGT-LKN EuskaL Herria: CONTROL HORARIO DE LA JORNADA DE TODA LA PLANTILLA

a-infos-ca en ainfos.ca a-infos-ca en ainfos.ca
Sab Nov 3 08:10:13 CET 2018


En el conjunto del acuerdo al que han llegado el PSOE y Unidos Podemos de Presupuestos 
Generales del Estado figuran dos elementos claves que llevan siendo peleados en diferentes 
ámbitos por parte de nuestrxs compañerxs de BBVA; estos figuran en el documento con el 
punto 4.6 donde insta a "concluir con la mayor urgencia posible la tramitación 
parlamentaria de las proposiciones de Ley referidas a las siguientes materias: ---- 
??Modificación del art. 42 del Estatuto de los Trabajadores para garantizar la igualdad en 
las condiciones laborales de las personas subcontratadas ---- ??Modificación del artículo 
34 del Estatuto de los Trabajadores, para incluir la obligación de registrar diariamente 
el horario concreto de entrada y salida respecto de cada trabajador.

Ya conocemos el proceso que, hasta el momento, hemos venido desarrollando desde CGT en 
BBVA en la lucha contra el sistema de prolongaciones habituales de jornada. Conviene 
recordar lo que se produjo tras el cambio de Jurisprudencia en la Audiencia Nacional al 
determinar ésta que la obligación del empresario no se circunscribía a comunicar las Horas 
Extras ya producidas, sino que la obligación de cada empresa era el Control Horario del 
total de su plantilla, de modo que cada persona no tuviera que demostrar la existencia o 
no de Horas Extras, sino que tal control era obligación empresarial.

       En el Sector Financiero fue CGT quien dio el primer paso interponiendo demanda en 
la Audiencia en Bankia y luego en el Banco de Sabadell y en el Santander. En unos casos 
con la adhesión posterior de la mayoría de los Sindicatos y en otros CGT en solitario. Lo 
cierto es que fruto de tal iniciativa fue una Sentencia de la Audiencia que rechazó un 
sistema de Control establecido de modo unilateral en el Banco de Sabadell por no ser 
general, para el total de las personas asalariadas y obligar a cada persona a "apuntarse" 
sin registro automatizado; En BBVA estábamos a la espera de la resolución final en el 
Sabadell cuando CIG tomó la iniciativa interponiendo una demanda en la Audiencia. 
Lógicamente, CGT co-demandamos y el 20-04-2016, a las puertas del juicio oral, la 
Dirección BBVA propuso un Acuerdo de conciliación, todos los Sindicatos aceptamos tal 
acuerdo en el que la Dirección pidió una prórroga hasta el 30-12-2016. Todos los 
Sindicatos, incluido CGT, entendimos que era precisa tal ampliación; sin embargo, en la 
única reunión con propuesta concreta de BBVA, el resultado fue decepcionante pues era 
inconcreta y dejaba todo el debate sobre cómo y qué horario reflejar, en el aire. La 
Dirección pidió una nueva ampliación del párrafo comprometido en la Audiencia desde CGT 
dijimos que no, si no había un compromiso de calendario de reuniones y plazos para la 
presentación e intercambio de propuestas concretas. Se buscaron pretextos, algunos 
compartidos por CCOO, UGT y ACB sobre problemas de agenda, para finalmente firmar estos 
tres Sindicatos una nueva prórroga de 3 meses, con nuestra total oposición y vencida la 
misma, alguna más. Estas prórrogas no conllevaron ni fechas concretas de reunión, ni 
intercambio alguno de propuestas, simplemente se perdió tiempo.

Sacaron el debate del ámbito de BBVA (donde CGT tiene capacidad de presión) y lo llevaron 
al del sector (donde no está CGT, testigo incómodo), aquí tampoco se produjo ningún avance 
como los propios sindicatos fueron reconociendo pero siguieron concediendo prórrogas que 
solo sirvieron para que la Banca ganara tiempo y el Tribunal Supremo (*) fallara en contra 
de lo sentenciado por la Audiencia Nacional.

Con este aparente "sin sentido" de los tres Sindicatos, firmantes habituales por mayoría, 
se estaba permitiendo a los Bancos ganar el tiempo preciso, sin ejecutar la Conciliación 
ganada judicialmente, para que una inicial demanda contra Bankia, que había resultado 
igualmente positiva para los Sindicatos demandantes -CGT y otros- llegara al Tribunal 
Supremo (*) y éste, descaradamente, quitara la razón a la Audiencia Nacional, no ya 
contraviniendo sus argumentos sino indicando que, dada la complejidad de establecer un 
sistema de Control Horario para toda la plantilla en Banca y su coste, no se podía OBLIGAR 
a los Bancos mientras tal obligación no se recogiera de modo taxativo y no interpretativo 
como había hecho la Audiencia, en el propio Estatuto de los Trabajadores.

El BBVA había aguantado el tiempo previsto para "salvarse" con la ayuda de los tres 
Sindicatos habituales de la obligación adquirida en la Audiencia Nacional. Tras esta 
"escapada", desde CGT reclamamos a los grupos parlamentarios tal iniciativa legislativa e 
interpusimos un recurso en el Tribunal Europeo de Justicia. Ambas cuestiones, además de 
dirigirnos a la Defensora del Pueblo y al Director General de Trabajo, buscando un 
posicionamiento claro ante las plantillas y buscando la concreción de una cuestión que en 
nuestro Sector marca profundamente el propio clima laboral, la estabilidad en el empleo y 
violenta a la Sociedad con este fraude de ley.

En la CGT pensamos que el camino recorrido, por desgracia, da una muestra más del tipo de 
Sindicalismo que representan los tres "habituales", haciéndose "necesarios" en el servicio 
a la propia Empresa para no violentarla y salvaguardar su "relación" de interdependencia y 
que no se produzca un movimiento reivindicativo en algo tan fundamental como el Control 
Horario; creemos que el desarrollo de esta cuestión es una evidencia IMPORTANTE para la 
plantilla sobre la naturaleza de los movimientos de ese modelo sindical "institucional" de 
estos tres sindicatos. Es evidente que se alimentan no sólo de su afiliación, sino también 
del voto que la plantilla, en su buena fe, les da y que debemos enfrentar como hacemos 
habitualmente ya que es una realidad que se repite y no solo aquí sino en la gran mayoría 
            de las empresas donde tiene representación.

Es de esperar que en este mandato legislativo se pueda avanzar en el cambio del Estatuto 
de los Trabajadores (ET) que haga obligatorio el Control Horario y habrá, desde luego, una 
nueva iniciativa jurídica de CGT para alcanzar un sistema masivo de Control Horario que 
impida la actual impunidad de las prolongaciones de jornada.

Es un artículo elaborado desde la Sección Sindical del BBVA y publicado en su  boletín nº6 
"Herramientas"

Octubre de 2018

(*) Tribunal que continúa demostrando su sensibilidad con la Banca

https://www.cgt-lkn.org/blog/archivos/5773


Más información sobre la lista de distribución A-infos-ca