(ca) alas barricadas: La CNT de Gijón es acusada de organización criminal y extorsión

a-infos-ca en ainfos.ca a-infos-ca en ainfos.ca
Sab Mayo 12 09:50:05 CEST 2018


Desde hace un año, la CNT gijonesa mantiene una conflicto sindical contra la pastelería La 
Suiza por los abusos sufridos por una afiliada de este sindicato. Nos cuentan la lucha 
llevada contra este establecimiento y cómo la empresa, de la mano de la Policía, ha hecho 
todo lo posible por reprimir al sindicato y a las personas que han mostrado su solidaridad 
con la trabajadora. ---- ¿Por qué se inicia el conflicto sindical con la pastelería La 
Suiza? ---- Todo comienza cuando la compañera que trabajaba en la pastelería acude al 
sindicato ante la indefensión en la que se encuentra: de baja por maternidad y en unas 
condiciones psicológicas extremas debido a lo que soportó durante el tiempo que trabajó en 
ese obrador y agravadas ante la perspectiva de una próxima reincorporación para volver a 
sufrir los abusos laborales, vejaciones y humillaciones a los que era sometida por parte 
del ilustre pastelero y su mediático vástago, un niño de papá bien situado en Nuevas 
Generaciones y en el PP, que saltó a la "fama" gracias a "El intermedio".

Tras seguir el protocolo que se suele utilizar ante cualquier caso que llega al 
sindicato,el conflicto se inicia el 25 de abril de 2017 debido a la actitud hostil de la 
empresa - se negó a responder a nuestros burofax, se comportó de manera prepotente contra 
dos comisiones -. Realizamos un piquete ante el negocio el 1 de mayo y logramos forzar una 
reunión con el empresario para el 5 de mayo que no consiguió avance alguno en nuestras 
reclamaciones (reunión en la que el hijo del empresario, siguiendo la lógica de su 
partido, enervado ante nuestra actitud poco demócrata nos dijo literalmente: "sois ETA") 
por lo que el día 8 volvimos a las movilizaciones.

Aquel día, la empresa había interpuesto una denuncia contra las representantes del 
sindicato por obstrucción a la justicia y durante el piquete, se gestaron las detenciones 
del día siguiente. El día 9 de mayo de 2017, 2 compañeras de este sindicato eran detenidas 
acusadas de obstrucción a la justicia. Esta situación provocó una escalada en las 
movilizaciones ya que se convocaron concentraciones en comisaría y piquetes de más de 100 
personas delante del establecimiento durante varios días.

Desde que se inician las movilizaciones, ¿qué acciones se han llevado a cabo?

Aparte de la visibilización del conflicto mediante carteles, redes sociales,etc...a partir 
de la detención ilegal de nuestras compañeras, gestada por la brigada de información y de 
la que ni siquiera hay constancia legal, aumentó la presencia de gente en los piquetes y 
dio una dimensión mediática al conflicto que ayudó a socializarlo. También se llevaron a 
cabo pasacalles por el barrio, repartos de propaganda... Por otra parte, en el plano 
judicial se interpusieron las pertinentes denuncias por lo estrictamente laboral y otra 
más por acoso sexual.

¿Cómo han respondido los/as clientes/as y vecinos/as? ¿Habéis recibido solidaridad de 
otros sindicatos y movimientos sociales?

Desde el primer momento se unieron a los piquetes vecina/os del barrio, compañera/os de 
CSI, CGT, Bloque Críticu Estudiantil, diversos grupos feministas y de prácticamente todo 
el espectro político "alternativo" asturiano, cosa que fue in crescendo hasta que el 
ilustre pastelero tuvo que cerrar el negocio, ya que el vecindario del barrio de El Llano 
dejó de consumir en ese establecimiento. Una de las consignas que más se coreó en los 
piquetes fue la de "Xixón obreru: boicot al pasteleru"; se podría decir que el Xixón 
obreru respondió como debía al llamamiento.

¿Qué medidas de denuncia policial/judicial llevó a cabo el propietario del negocio?

Aparte de las que van saliendo nuevas y del acoso policial al que nos somete la brigada de 
información a los militantes del sindicato y simpatizantes, las denuncias por parte del 
propietario y su estado actual son:

Denuncia por obstrucción a la justicia contra compañeras del sindicato que ha sido sobreseída.

Denuncia por injurias y calumnias (por acusar al dueño de esclavista y acosador sexual): 
en fase de instrucción, 26 imputaciones más el sindicato.

5 denuncias por amenazas y coacciones: absolución en 4 de ellas. Una quinta denuncia 
condena a un compañero a 180€ por llamarlo "pincelín".

Supuestas denuncias (todavía no tenemos conocimiento oficial de las mismas pero viendo la 
situación, seguramente estén interpuestas): denuncia falsa por el tema del acoso sexual y 
querella o querellas varias contra miembros del sindicato por manifestar su disconformidad 
con el archivo de la denuncia por acoso.

Se os llegó incluso a prohibir manifestar que "la pastelería La Suiza explota" y a cerrar 
una web en la que informábais del caso.

Hasta que se dilucide la querella por injurias, el juzgado ha puesto una medida cautelar 
por la que tenemos prohibido utilizar los términos "acoso sexual", "explotación laboral" 
y"esclavismo laboral", por lo que se nos obligó a retirar propaganda en redes sociales e 
internet y son términos que no podemos utilizar en las movilizaciones, aunque no hay 
medidas cautelares que oculten algo que ya es de conocimiento general en toda la ciudad, y 
mucho menos que tapen lo que día a día vivimos la clase trabajadora en nuestros puestos de 
trabajo, cuando los tenemos...

La última noticia que hemos leído es que el dueño de la pastelería, junto a otros 
empresarios, ha denunciado al sindicato por coacciones y por organización criminal. ¿Qué 
os parece? ¿Quiénes son los denunciantes?

En el sindicato estamos orgullosos de nuestra práctica y de que lo peor de la ya de por sí 
nefasta clase empresarial gijonesa nos considere un grupo criminal de extorsionadores, eso 
significa que algo estamos haciendo bien y que son conscientes de que se les acabó el usar 
y tirar a sus empleada/os, someterlos a jornadas interminables y perpetrar toda clase de 
abusos por el bien de su economía. Tienen miedo de tener enfrente a trabajadores 
organizada/os entre ella/os misma/os y dispuesta/os a defenderse y no dejarse pisar más. 
Aparte del afamado pastelero y de su hijo tirando de contactos en comisaría, están detrás 
apoyando cinco empresarios con los que tuvimos conflictos, de mayor o menor intensidad en 
la calle, por sus prácticas con sus trabajadores y su actitud ante el sindicato. Alguno de 
ellos, como el de la cafetería La Santina, que llegó a adeudar hasta 8.000 euros a dos 
repartidores o el café Lautrec, están regentados por caciques que no dudaron el emplear la 
violencia física (a través de matones de poca monta) en los piquetes, llegando incluso a 
clavar un destornillador en un brazo a un compañero entre otros episodios gloriosos.

Desde luego todos los denunciantes llevan a cabo unas prácticas por las que se les debería 
caer la cara de vergüenza (aunque en el mundo de la rentabilidad los sentimientos, ya sea 
la vergüenza o cualquier otro, no existen) y esas prácticas están admitidas por ellos 
mismos en actos de conciliación, acuerdos extrajudiciales con abogados, etc.

Aunque lo que tenemos claro desde hace mucho tiempo es que quien coordina todo esto es la 
brigada de información de la Policía Nacional, que quiere a toda costa quitarnos de en 
medio. La coacción, la extorsión y lo criminal son términos que se amoldan más a la 
práctica empresarial, aunque si defendernos de los abusos es ser criminales, criminales 
somos y orgullosa/os de ello.

La mayoría de los denunciantes pertenecen a la hostelería, un sector que en la actualidad 
tiene poca afiliación sindical y que la rotación de plantilla es muy fuerte. ¿Qué tipo de 
luchas se pueden llevar a cabo cuándo la precariedad aprieta tanto?

Desde luego no existe una fórmula infalible para luchar contra la precariedad, pero como 
decíamos arriba, estamos orgullosa/os de nuestra manera de llevar los conflictos 
laborales, ya que la/os trabajadores solo contamos con la solidaridad como arma frente a 
un sistema hecho a medida del explotador, y desde luego la lucha da sus frutos. Cuando el 
empresario hostelero se ve con un piquete delante de su negocio por primera vez, suele 
tomárselo con chulería, pero cuando empieza a notarse en la caja es cuando realmente se 
dan cuenta de lo que tienen enfrente. En ciudades como ésta, donde la hostelería cada vez 
emplea a más gente, socializar el conflicto es fundamental, ya que cualquier persona 
trabajadora ha trabajado o tiene a un hermano, prima, colega...que trabaja en la 
hostelería y sabe que lo que las situaciones que se denuncian son habituales, con lo que 
siente más de cerca el conflicto y genera una solidaridad, a distintos niveles,casi 
automática. Este tipo de prácticas ante la explotación, además de que normalmente llevan a 
que se consiga lo reclamado por el/la trabajador/a, lo que consiguen realmente, de momento 
a muy pequeña escala, es que nos demos cuenta de la fuerza que tenemos como clase y de que 
juntándonos solidariamente y luchando por nosotras/os misma/os, sin mediaciones de ningún 
tipo podemos conseguir lo que es nuestro.

Nos han tocado vivir una época en la que todo lo que había estructurado alrededor del 
movimiento obrero ha desaparecido, y la misión que tenemos toda/os los que nos calificamos 
de "revolucionarios", "anarquistas", "anarcosindicalistas" o como queramos llamarnos es la 
de construir nuevas estructuras con las que enfrentarnos al Estado, al Capital y al 
Patriarcado. Hay que ser conscientes de que estamos empezando, y se empieza por conseguir 
cobrar un par de sueldos no pagados y se acaba creando fuerza para enfrentarnos cara a 
cara con quien nos expropia la vida.

La represión al sindicalismo en Gijón no se limita al caso que estamos tratando. En los 
últimos meses hemos visto la detención de sindicalistas por la huelga feminista del 8-M y 
nos ha llegado información del conflicto de CSI con Alsa. ¿Nos contáis que conflictos 
sindicales hay abiertos en vuestra ciudad?

En la huelga del 8m, durante un piquete de compuesto por compañeras de CNT, Bloque Críticu 
y otras, al entrar a informar a una tienda Mango, una integrante del piquete fue agredida 
por el encargado, por lo que se formó algo de tumulto que no llegó a nada. Una semana 
después, una compañera de CNT era detenida en su casa y dos más llamadas a declarar por 
Lesiones leves y atentado contra los derechos de los trabajadores. Están pendientes de 
declarar en junio.(2)

El tema de CSI de los ALSA es bastante surrealista también. Durante el conflicto se 
llevaron a cabo cortes de vías, y en uno de ellos un conductor estresado intentó 
atropellar a un sindicalista de CSI. Después de esto, el conductor denunció al compañero, 
que fue condenado a pagar 800€.

Este año está siendo más tranquilo comparado con el anterior en cuanto a conflictos 
laborales. Los hay pero se están solventando rápidamente, aunque el ambiente social está 
tenso y parece que con la primavera llega el calor y con el llegarán los conflictos. Ahora 
mismo acaba de comenzar una lucha de los trabajadores de Burguer King, que hace tres años 
llevaron a cabo una huelga con la que consiguieron hacer hincar la rodilla al empresario, 
y estos días sabemos que comenzarán nuevas movilizaciones, organizados en una asamblea 
propia al igual que en esa huelga.

Poco a poco, la clase trabajadora asturiana, desorientada por la reconversión de la 
industria a la hostelería, con todo lo que conlleva, va viendo la necesidad de organizarse 
y las consecuencias que trae luchar por contra unas condiciones de trabajo humillantes. 
Esto no ha hecho más que empezar.

Recientemente, hemos leído sobre las propuestas de derribar la Sindical, y vuestra 
oposición junto a CGT y CSI a ello. ¿Nos podéis contar qué es este edificio y cuál es su 
futuro?

Este edificio está construido en el solar y sobre las ruinas de lo que un día fue la Casa 
del Pueblo que construyeron los/as militantes de diferentes sociedades obreras que en 
1915, adquirieron el solar. En 1917 estas sociedades se unieron y formalizaron en la CNT y 
allí establecieron su sede. En 1937 la Junta de Defensa Nacional incauta la Casa del 
Pueblo y se lo venden a la Delegación Nacional de Sindicatos. En el año 62 fue derruida y 
se levanta el edificio actual.

En torno a 1980/1981 la CNT ocupa algunos espacios del edificio reivindicando el 
patrimonio sindical acumulado y su patrimonio histórico, su propietario, el Ministerio de 
Empleo, reconoce el patrimonio sindical acumulado por lo que varios sindicatos estamos en 
el edificio con una cesión legal, después de indemnizaciones insuficientes por lo que 
seguimos reclamando el patrimonio histórico y hay recursos de por medio.

El futuro del edificio lo desconocemos pero tenemos claro que es objetivo, por su 
ubicación , de un intento de pelotazo urbanístico, y por la actividad que en él se lleva a 
cabo, de un intento de desmovilización de la clase obrera que encuentra allí a tres 
sindicatos donde organizarse y defenderse, sea lo que sea lo que pretenden, vamos a 
defender nuestro espacio, porque estamos de acuerdo en que necesita mejoras, sobre todo 
por la situación de abandono en la que el Ministerio lo tiene, pero somos los sindicatos 
los que lo mantienen al día y por eso está muy lejos de ser ese "edificio que se viene 
abajo" como tratan de hacer ver.

https://www.meneame.net/story/cnt-gijon-acusada-organizacion-criminal-extorsion-tras-conflicto

http://alasbarricadas.org/noticias/node/39915


Más información sobre la lista de distribución A-infos-ca