(ca) cgt catalunya: Golpe a los criterios restrictivos de las bajas laborales en Cataluña

a-infos-ca en ainfos.ca a-infos-ca en ainfos.ca
Jue Jul 5 06:43:01 CEST 2018


Naty López pide que su caso sirva de precedente ---- Naty López Gama se convirtió en 2015 
en un símbolo contra los criterios restrictivos del Instituto Catalán de Evaluaciones 
Médicas (ICAM) a la hora de dar bajas laborales. El organismo dependiente de la 
Generalitat le dio el alta a pesar de los problemas de salud derivados de un infarto -y 
que terminaron provocándole un ictus- que le impedían desarrollar su trabajo en una 
empresa de telecomunicaciones, tras 18 meses de baja. Ahora, el Tribunal Superior de 
Justicia de Cataluña (TSJC) ha dado la razón a López, tras desestimar un recurso del 
Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), que opera en Cataluña a través del ICAM.
El alto tribunal ha ratificado así la sentencia de un juzgado de Barcelona que en 2017 ya 
obligó al INSS a pagar una prestación económica a López debido a su incapacidad permanente 
total. La sentencia es firme, ya que según asegura su abogado, Àlex Tisminezky, no hay 
recurso posible al Tribunal Supremo (TS). El abogado explica que el INSS sólo podría 
recurrir si existiera otra sentencia sobre un «caso idéntico» que se hubiera decantado a 
favor de la administración. «Esto en casos de invalidez es imposible porque requeriría que 
existiera otra Naty, un caso idéntico», argumenta. «Mi conclusión es que la lucha ha 
valido la pena», dice López, una vez se ha confirmado su victoria en los tribunales.

El detonante de la Paicam

Después de que el ICAM decidiera darle el alta, López respondió con una acampada de dos 
meses y medio ante la sede del instituto, una acción que fue el punto de partida de la 
Plataforma de Afectados por la Instituto Catalán de Evaluaciones Médicas (Paicam), que 
integra personas en situaciones similares a las de López.

De hecho, su lucha se convirtió en un símbolo y el ICAM respondió denunciándola por daños 
y coacciones debido a su acampada, aunque finalmente el instituto se terminó 
retractándose. Ahora la plataforma ha perdido fuerza, pero López se muestra optimista. 
«Podemos volver a crecer», dice, al tiempo que ve la victoria judicial como una opción de 
fortalecer la «lucha colectiva».

La primera oportunidad para comprobarlo será la concentración que la plataforma ha 
convocado el viernes ante la sede del ICAM para denunciar lo que sus integrantes 
consideran abusos por parte del instituto a la hora de dar altas a personas enfermas.

«Tenemos que poner de relieve lo que supone el ICAM para la salud de las personas 
trabajadoras y en especial para las mujeres», afirma Isa Garnica, miembro de la Paicam. 
Garnica, además, adelanta que la Paicam solicitará una reunión con la consejera de Salud 
de la Generalitat, Alba Vergés, a quien pedirán la destitución de la directora del ICAM, 
Nieves Ramos.

Un proceso «agotador»

La sentencia favorable a López no supondrá un precedente formal, según reconoce su 
adovcat, que aún así argumenta que sí tendrá consecuencias para la imagen del ICAM. «La 
desestimación del recurso del INSS rompe el discurso que ha mantenido siempre el tribunal 
médico del instituto», considera Tisminezky. La decisión del TSJC también supone que López 
deberá cobrar 30.000 euros en concepto de atrasos en su prestación por parte de la 
Seguridad Social. Cuando el juzgado de Barcelona pronunciarse a su favor comenzó a 
cobrarla y actualmente percibe 600 euros al mes. López tiene la incapacidad permanente 
total, que le permite trabajar pero no en su empleo anterior.

Más allá de su situación personal, López pide que su caso sirva para hacer visible el 
proceso «agotador» por el que deben pasar las personas que están de baja médica. «Si no me 
hubiera ayudado mi padre, no me hubiera salido; la tarea de la Paicam representa un 
problema social brutal», concluye.

¿Qué es y cómo funciona el ICAM?

Instituto Catalán de Evaluaciones Médicas (ICAM) es un órgano dependiente del departamento 
de Salud de la Generalidad de Cataluña que lleva a cabo evaluaciones médicas en materia de 
incapacidades laborales y funciones de inspección médica y control de las bajas laborales. 
En toda España las funciones las asume el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), 
pero en Cataluña las competencias están transferidas y, por tanto, la financiación estatal 
es gestionado por la Generalitat.

La actividad del ICAM se regula a partir de un convenio firmado entre el ICS y el INSS que 
la Plataforma de Afectados por el Instituto de Evaluaciones Médicas de Cataluña (Paicam) 
afirma que se basa en criterios económicos y no sanitarios, ya que incentiva 
económicamente el instituto para reducir la duración de las incapacidades laborales 
temporales. Una consideración que el mismo ex consejero de Salud Antoni Comín hizo en 
2016, cuando aseguró que la Generalitat no quería renovar un convenio con estas 
características. El gobierno catalán, pero, el terminó renovando en enero de este año 
hasta el 2020, mientras la administración era intervenida por el ejecutivo español a 
través de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. «Exigimos una auditoría de 
los presupuestos del ICAM y la derogación del convenio entre el instituto y el INSS», dice 
Isa Garnica, miembro de la Paicam.

* Artículo de Andreu Merino publicado en el diario Jornada
https://www.diarijornada.coop/actualitat/20180627/naty-lopez-guanya-la-batalla-institut-catala-davaluacions-mediques

http://www.cgtcatalunya.cat/spip.php?article12885#.WzecxJ9fjCI


Más información sobre la lista de distribución A-infos-ca