(ca) cgt.org.es: Presupuestos Generales del Estado -- Un juego de "trileros" para seguir tratándonos como súbditos. -- SECRETARIADO PERMANENTE DEL COMITÉ CONFEDERAL DE LA CGT

a-infos-ca en ainfos.ca a-infos-ca en ainfos.ca
Jue Abr 12 09:06:43 CEST 2018


Resulta muy tramposo -populismos aparte- que la clase política, la que manda por 
delegación de las oligarquías financieras e industriales, ahora planteen unos PGE 2018 
basados en la "recuperación económica", que sin duda desde el 2014 las grandes empresas y 
los banqueros se han beneficiado de la misma, para plantear medidas electoralistas, en 
primer lugar, y de "reparto de las migajas" que les sobran a la clase empresarial y rica, 
en segundo lugar. ---- Medidas como la subida de pensiones hasta un 3% para el 2018, a la 
vez que el mantenimiento del poder adquisitivo de todas las personas que trabajan en lo 
público para los próximos tres años, no restituyen, ni tan siquiera el poder adquisitivo 
perdido desde que comenzaron las políticas autoritarias en el 2008, siendo el caso de las 
personas de la función pública a las que directamente les bajaron los sueldos un 15% de 
media, a la vez que las pensiones, con excepción de las mínimas, desde el 2010, han sido o 
bien congeladas o bien incrementadas en el 0,25%.

Los empleos públicos perdidos en educación, sanidad, cultura, dependencia, fueron miles, a 
la vez que se dejó de invertir en todo lo que significa lo público, para entregárselo al 
mercado y de esta manera, expoliar recursos públicos.

Nada de esto se revierte, todo lo contrario, "sus propuestas de migajas" se basan en que 
resulta cuanto menos "poco presentable" -injusticias sociales aparte- que se mantengan el 
52% de las pensiones por debajo del SMI; que tengamos unas pensiones no contributivas, muy 
por debajo del nivel de pobreza y que solamente 1,4 millones de pensionistas, sobre los 
casi 9 millones, tengan una pensión suficiente y adecuada.

Como resulta absolutamente "tramposo y trilero" que el acuerdo de "rentas y empleos" para 
los próximos tres años, pactado entre el gobierno corrupto del PP y los sindicatos "del 
régimen", oculte la falta de inversión en lo público, la reversión de todo lo 
externalizado, el fraude masivo en las contrataciones públicas, y la no dignificación del 
trabajo público.

Sus otras medidas "populistas y electoralistas" basadas en la reducción del IRPF en 1.000 
€ para familias con menores de 0 a 3 años, ocultan la falta de inversión en la creación de 
una red de escuelas públicas infantiles que garantice a las familias el compatibilizar 
realmente la conciliación de la vida laboral y social.

Tampoco hay financiación para dependencia (en el 2017 han dejado de ejecutar 44 millones 
de euros), ni vivienda social (un 37% menos que el anterior plan), ni financiación para 
que regresen las personas emigradas (2,5 millones). No existe dotación presupuestaria para 
terminar con la discriminación (brecha salarial) de género, como tampoco aparece dicha 
dotación para luchar contra la violencia de género.

El Gasto Público continúa 5 puntos porcentuales por debajo de la media europea, y resulta 
"sangrante" que, cuando el PIB aumenta el 2,7%, el gasto social solamente lo haga en el 
1,1%. No puede ser de otra manera pues nos encontramos con un techo de gasto inferior en 
62.000 millones de euros, comparado con el 2010.

La reforma fiscal que ponen encima de la mesa vuelve a ser "garantía" de que el Impuesto 
de Sociedades (es decir, el impuesto sobre los beneficios de las empresas financieras e 
industriales o de servicios) seguirá decayendo a cuotas de menos del 50% sobre lo que 
pagaban en el 2008 y la bajada de impuestos que anuncian (hasta 17.000 €), cuanto menos es 
un "chiste", pues no se puede reducir impuestos a la gente que no gana dinero (las 
personas paradas suponen el 16,5% de toda la población activa y solamente perciben 
prestaciones el 52% de las mismas) o se encuentra con salarios disminuidos y devaluados, 
como casi 13 millones de personas asalariadas con salarios entre 12.000 a 14.000 euros 
anuales.

Y además siguen con el "chantaje" del 155 que tan bien les ha venido a las burguesías 
nacionalistas (PNV y Convergencia) y a las "españolistas" (PP, C´s, PSOE), para ocultar 
unos y otros sus vergüenzas, no sólo en las corrupciones en que andan metidos, sino 
fundamentalmente en las políticas antisociales y de vaciamiento de derechos que llevan 
aplicando y ejecutando en toda la población del estado español.

Las personas asalariadas, paradas, mujeres, pensionistas, jóvenes... tenemos que dejar de 
ser súbditas. Pensar que tenemos derechos: sociales, laborales, civiles y, como se ha 
demostrado en la huelga feminista del 8 de marzo y en las movilizaciones de las personas 
pensionistas, los derechos se conquistan en la calle y, las migajas, ni tan siquiera para 
los "perros de los amos".

http://cgt.org.es/presupuestos-generales-del-estado


Más información sobre la lista de distribución A-infos-ca