(ca) La agitación en los cuarteles y sus amenazas - FEDERACIÓN ANARQUISTA DE ROSARIO (pt)

a-infos-ca en ainfos.ca a-infos-ca en ainfos.ca
Mar Abr 10 10:05:38 CEST 2018


El mensaje del general Villas Boas de la noche del 3/04, acompañada por un sequito de 
oficiales del ejército, terminó con cualquier duda que podría haber existido respecto del 
golpe que se profundiza en el país. Las fuerzas armadas, que nunca dejaron la escena 
política, pasaron a intervenir en la misma forma descarada, en ultrajante violación de las 
propias normas constitucionales que supuestamente deberían resguardar. ---- El mensaje que 
da el jefe del ejército de las FFAA para el STF es claro: o hacen lo que consideramos 
mejor, o entonces tendremos que intervenir. A pesar de indicar una agitación política a 
fin de presionar a la Corte a negar el Habeas Corpus de Lula, el hecho es que en las 
últimas declaraciones oficiales, tal como de sectores de la sociedad civil en su apoyo, 
configuran un escenario nuevo y preocupante en la coyuntura: la agitación política en pro 
de una intervención militar, un Golpe de Estado "clásico" como salida autoritaria y 
conservadora para la crisis ya es parte de las alternativas de las elites y difundidas por 
los oligopolios de los grandes medios sin ninguna restricción.
La amenaza del golpe busca establecer un chantaje con la intención de procurar una 
solución autoritaria pactada donde el ejército funcione como instrumento de presión de los 
otros poderes.
El estado policial de ajuste va dando cada semana nuevos indicios de que la tendencia es a 
profundizar el protagonismo de la milicada en la vida política del país, a través de un 
discurso de control, de supresión de mínimas garantías y libertades democráticas que 
fueron conquistadas a duras penas por las generaciones anteriores.
Crese igualmente, el diseño de un escenario neoliberal donde los servicios sociales son 
totalmente precarizados, mientras se garantiza (a través de la medida provisional) los 
recursos de las fuerzas de represión fuera de las restricciones presupuestarias 
habituales. El mensaje es claro. Recorte social y palo para el pueblo. Cabe mencionar que 
la construcción de ese estado policial fue reforzada año a año, con la creciente 
intervención militar en las favelas y la ley anti-terrorista sancionada por el PT.
La maldita transición lenta, gradual y segura, que garantizó la impunidad de los crímenes 
contra la humanidad perpetrados por militares y civiles que sustentaron la dictadura, 
culminó en un frágil pacto social dando expresión a la llamada "constitución ciudadana" de 
1988. Hoy, el deterioro social del país en manos del rentismo y de las viejas oligarquías 
hace que esa misma constitución pase a estar relativizada, pasando por un proceso de 
corrosión no en provecho de mayores garantías democráticas y de derechos para la amplia 
mayoría del pueblo trabajador, sino como forma de endurecimiento del régimen de privación 
de derechos elementales.
El cuadro de deterioro que evidencia el golpe de 2016, tal como su permanente 
radicalización, llega al punto de inclusive de poner a la democracia representativa, 
liberal y burguesa en jaque, como forma de acelerar la implementación de esa nueva fase 
del capitalismo, en que el recorte de derechos de los de abajo es una exigencia a fin de 
maximizar los lucros de los de arriba.

Hay que cortar los pasos de los buitres por la raíz!

Llega a ser patética la creencia depositada por el petismo y sus satélites en las 
instituciones republicanas. Apostaron a la inserción en estas, y hoy, no están a salvo de 
sus ataques, pareciera que padecen del "síndrome de Estocolmo" al no reconocer las 
evidentes conspiraciones en curso desde los cuarteles, como se vio en la declaración 
oficial del partido que excluye a Vilas boas de la conspiración en curso.
Trágicamente este escenario de deterioro social y político, que marca un peligroso retorno 
de la extrema derecha, con claros signos fascistizantes, en la escena política, no tiene 
una fuerza social a la altura para cortar el paso de los buitres.
Por otro lado, una parte importante de la izquierda se encuentra entorpecida en el "canto 
de sirena" del Estado Democrático de Derecho, rogando para que las instituciones y sus 
representantes demuestren su buen criterio y "rescaten" los valores constitucionales. Una 
ilusión que es más que evidente. Para la burguesía y sus respectivos brazos armados e 
institucionales, el Estado Democrático de Derecho fue, es siempre y será un mero adorno 
para encubrir su dominación, pudiendo ser suprimido cuando así se juzgue necesario.
No aprender de las trágicas derrotas de nuestra clase en las últimas décadas allana el 
camino para la derrota y la desmovilización. Para barrer la escalada fascistizante de la 
extrema derecha urge iniciativas reales de lucha y movilización de los de abajo, los 
mismos que viven cotidianamente sin esas garantías constitucionales de 1988. La 
colaboración de clases y la creencia inquebrantable de una pacificación por las propias 
instituciones del Estado como máximo postergaran para un futuro no muy distante una nueva 
y más robusta intentona de la extrema derecha.
Cualquier lucha contra los sectores conservadores solo podrá ser efectiva si incluye los 
lugares de trabajo, las fábricas, el campo y las calles como lugar de lucha. Es a partir 
de la movilización de la clase trabajadora y el conjunto de los oprimidos que se derrota 
cualquier avance conservador.
Hay que cortar los pasos de los buitres por la raíz!
Luchar para organizar! Organizar para luchar!

https://www.facebook.com/notes/federaci%C3%B3n-anarquista-de-rosario/la-agitaci%C3%B3n-en-los-cuarteles-y-sus-amenazas/1556824847705696/


Más información sobre la lista de distribución A-infos-ca