(ca) periodico-solidaridad.cl: Antecedentes del desastre socioambiental de Chiloé Por Salvador Oskita

a-infos-ca at ainfos.ca a-infos-ca at ainfos.ca
Mon May 16 15:24:15 CEST 2016


Mucho se ha comentado respecto del daño ambiental generado en la décima región, y 
particularmente en el archipiélago de Chiloé. Al revisar los documentos técnicos emanados 
desde SERNAPESCA quedan muchas dudas al respecto. Sin embargo, desde otras instituciones 
han sido redactados informes rebatiendo técnicamente las conclusiones expuestas en el 
informe de la institución gubernamental. A continuación, señalaremos los antecedentes más 
importantes de los informes del “Vertimiento de salmones 10-05-2016” y del informe de la 
Fundación Crea sobre “Antecedentes ambientales de la crisis de Chiloé” ---- Lo que dice 
SERNAPESCA ---- En enero de 2016 comienzan a cambiar las condiciones de los océanos en la 
décima región, lo que se traduce en el aumento de la temperatura de las aguas del mar. 
Este aumento significó la floración de algas nocivas (FAN) generando una masiva mortandad 
de salmones por asfixia.

Producto de lo anterior, SERNAPESCA activó los protocolos para la eliminación de los 
grandes desechos provocados por la masiva muerte peces, lo que incluyó destinar parte de 
los desechos para la elaboración de harina de pescado.

El organismo encargado de autorizar el vertimiento de los desechos al mar fue la Autoridad 
Marítima y dentro de las razones que se esgrimieron para justificar esta acción, fue que 
las toneladas de pescado muerto significaban un riesgo para la población. Así, el día 10 
de marzo se comienzan a realizar el primero de un total de 11 viajes hacia la zona de 
descarga; “el punto determinado correspondió a una superficie de 5 millas náuticas de 
radio, ubicadas a 75 millas náuticas al oeste de Punta Corona, Región de Los Lagos, área 
definida (…)”.

Los “criterios” para elegir este lugar fueron las siguientes:

-Verificar una zona en donde no haya actividad pesquera en base a los datos históricos del 
Sistema de Posicionamiento Satelital de naves pesqueras (POSAT) y la información de la 
subsecretaría de pesca y acuicultura.

-Que la descarga se haga sobre una fosa marina de 3600  metros de profundidad, para evitar 
que la corriente arrastre los desechos a la costa.

-Que no corresponda a una zona protegida.

Los viajes finalizaron el día 26 de marzo. Originalmente Salmón Chile A.G. presentó la 
solicitud de botar al mar 11.600 toneladas de pescado en descomposición y según se asegura 
en las conclusiones del informe de SERNAPESCA, se vaciaron al mar finalmente 4.655,03 
toneladas.

El informe de la Fundación Crea

Por otro lado, se ha emanado un segundo informe correspondiente a lo realizado por la 
Fundación Crea en donde se exponen las prácticas comunes de la industria del salmón en 
Chile. Este compendio parte relatando el episodio del virus ISA en producido en el año 2007.

Aquel virus también causó la muerte de muchos salmones y provocó repercusiones a nivel 
social y laboral. A pesar de la situación anterior, la industria logró superar este 
problema, pero mantuvo sus prácticas de producción generando nuevos brotes del virus.

Posteriormente, se hace un resumen del informe de SERNAPESCA sobre el vertimiento de los 
salmones, pero se presentan dudas respecto de cuánto fue lo que efectivamente se arrojó al 
mar.

Además, del problema generado por el vertimiento de estos desechos al mar, se expone otro 
problema; el cual corresponde al varamiento de diferentes organismos marinos al oeste de 
Chiloé lo que tiene en alerta a la comunidad científica y a la ciudadanía.

La explicación presentada por la institucionalidad es que estas masivas muertes 
corresponden a los efectos de la marea roja que han asolado las costas de Chiloé, pero se 
debe decir que no hay registros de masivas muertes de especies marinas producto de los 
efectos de las toxinas Alexandrium  y Dinophysis que son las presentes en las costas de 
nuestro país.

Según el informe, las razones del fenómeno corresponden al aumento del nivel de 
temperatura, radiación y nutrientes. Este proceso ocurre naturalmente con el “Fenómeno del 
Niño”, y se ha presentado desde el año 2015. También se expone que, “las nuevas 
condiciones ambientales son parte de la acción humana moderna que se superponen desde hace 
pocos decenios a los ciclos climáticos globales naturales, lo que puede estar causando un 
aumento significativo en la frecuencia, intensidad y extensión geográfica de los 
florecimientos algales”.

La acumulación de carbono y fósforo en las piscinas de los salmones y la suspensión del 
nitrógeno en el ambiente marino producto de la misma actividad, generan procesos de 
eutrofización o disminución del oxígeno el mar, con el consiguiente aumento de temperatura 
de las aguas.

Sumando lo anterior al “Fenómeno del Niño”, generan el ambiente propicio para el 
crecimiento de algas, causando que la sobrepoblación de estas especies, generen una taza 
insostenible de toxinas, incapaz de ser absorbida por los ecosistemas marinos.

Finalmente, se hace un llamado a no solo fijarse en el vertimiento de pescado en 
descomposición, si no, a cuestionar el modo en el cual se genera el cultivo de salmones, 
ya que su proceso productivo sería el causante de la eutrofización de las aguas de la 
zona, arista que no se ha tomado en cuenta al momento de hacer las investigaciones y 
encontrar las causas del desastre socioambiental que afecta hoy profundamente a las y los 
habitantes de Chiloé.

http://www.periodico-solidaridad.cl/2016/05/14/antecedentes-del-desastre-socioambiental-de-chiloe/



More information about the A-infos-ca mailing list