(ca) Librería Pandora No 102· ENERO 2016 - CNT Vitoria-Gasteiz - P. iI. (2/2) -- EL HECHO SEXUAL HUMANO Zuriñe Díaz de Gereñu (sexóloga, psicóloga)

a-infos-ca at ainfos.ca a-infos-ca at ainfos.ca
Sat Jan 30 14:23:30 CET 2016


Al término sexo se le suelen adjudicar múltiples acepciones. A veces es usa do para 
referirse a algo que -tenemos- “mostró su sexo”, otras a algo que -hacemos- “practicaron 
sexo”. ---- Desde la Sexología Sustantiva defendemos la acepción del sexo que se ES. Somos 
seres sexuados, que nos vivimos y nos expresamos como tales, a lo largo de todo nuestro 
ciclo vital. Soy hombre o soy mujer y además poseo mis matices y peculiaridades 
individuales, propias e intransferibles. ---- Existen dos sexos con sus diferencias, y 
además tantas formas de ser mujer como mujeres y tantas de ser hombre como hombres existen 
en este planeta. ---- Dentro de esta concepción de sexo que SOMOS, tienen cabida los otros 
significados adjudicados al sexo que comentaba al principio. Lo que SOY incluye lo que 
tengo (genitales...y muchas cosas más) y lo que hago ( prácticas genitales... y mucho 
más). Es decir en la concepción grande ,sexo que SOMOS, caben las pequeñas.

Los sexos: hombre-mujer, mas-
culino-femenino, conviven en las casas,
las camas, las calles, los trabajos e in-
cluso dentro de nosotros y nosotras.

Y este es precisamente nuestro
anhelo (el de hombres y mujeres): el
de convivencia, comunicación, enten-
dimiento, pacto, comunión, sinergia de
los sexos. (Sinergia= cuando uno más
uno pueden ser mucho más que dos, y
no me refiero únicamente a la procrea-
ción).

Los sexos no desean guerra,
desconfianza, ni alertas.

El hecho de ser sexuados su-
pone pluralidad, diferencias y esto pro-
picia la curiosidad, atracción, deseo,
ganas de encuentro, de comunicación,
de relación, de compartires y enrique-
cimiento mutuo, y estos son los valores
que la Sexología apuesta por promover,
tanto desde su ámbito educativo, como
de asesoramiento y de terapia.

La labor de la Sexología consis-
te en aportar conocimiento científico
sobre los sexos y las relaciones entre
ellos basándose en tres pilares:

1. El conocimiento (propio y del otro)

2. La aceptación (propia y del otro)

3. El disfrute de lo que somos (indivi-
dual y compartido)

He comenzado con la definición
de sexo y paso ahora a nombrar otros
tres conceptos clave para el entendi-
miento del mapa del Hecho Sexual Hu-
mano.

Sexo-sexuación: Todos somos
seres sexuados y esto es así porque,
desde la concepción, se van dando en
todos y todas una serie de procesos que
al actuar en ciertas estructuras (sexua-
bles) van produciendo resultados (se-
xuados). Es este un proceso (en el que
intervienen múltiples variables) único e
irrepetible en cada persona y que co-
mienza en la fecundación y no finaliza
hasta que morimos.

Algunos niveles de sexuación
son: el genético, el gonadal, el hormo-
nal, la asignación de sexo de nacimien-
to, la educación, la identidad (lo que yo
me siento: hombre o mujer), la orien-
tación del deseo.....Como veis no son
solamente procesos biológicos, también
psico y sociológicos. Más bien diríamos
que es un entramado interdependiente
de procesos bio-psico-socilógicos.

Sexualidad: Es la forma subjetiva en la
que yo me vivo, me identifico y me ex-
preso, como la mujer o el hombre que
soy. También varía y evoluciona a lo lar-
go de la vida.

En este aspecto hay contentos
y descontentos por parte de hombres y
mujeres. Los descontentos serán provo-
cados muchas veces por carreras para
conseguir el “label” de calidad, debido
a la existencia de falsas creencias ba-
sadas en modelos que se nos presentan
como únicos y universales de mujer 10 u
hombre 10.

Ser hombre, ser mujer, es sen-
tirme y poder mostrarme como soy, con
todas las posibilidades que esto depara.
Y para llegar a esto, lo dicho, el camino
a recorrer es el auto-conocimiento (y
del otro) y auto-aceptación (y del otro),
los cuales facilitan el disfrute de lo que
soy y como lo soy (y la posibilidad de
poder también compartirlo con los de-
más).

Al hablar de hombres y mujeres
estamos incluyendo todas las sexualida-
des, pero resalto, por si acaso se escapa
la idea, que las vivencias no se agotan
en la identidad : sentirse mujer, sentir-
se hombre. Aquí también incluimos la
vivencia de la orientación del deseo.
Todos y todas nos vivimos principalmen-
te como heterosexuales o como homo-
sexuales, e igualmente los signifi cados
que pueden acompañar a cada una de
estas vivencias pueden ser de contento
o descontento, y también variar en dis-
tintas etapas vitales.

-------------------------------------

Erótica: Eros (mitología griega) dios del
deseo, atracción, amor.

La erótica es la expresión del he-
cho de ser sexuados a través del gesto (lo
externo, las conductas) y el deseo (lo in-
terno)

Seguimos con los plurales. Cada
cual expresamos la erótica de manera pe-
culiar, no todas las personas disfrutan con
lo mismo, ni de la misma manera.

La erótica engloba mucho más
que las comúnmente llamadas relaciones
sexuales (referidas a coitos y relaciones
genitales)

El fundamento básico de las rela-
ciones eróticas es el goce, el disfrute de
ese estado, de esa relación de intimidad
(y me refiero tanto a erótica comparti-
da como a auto-erotismo). Tenemos todo
un cuerpo con infi nidad de terminaciones
nerviosas y muchos centímetros de piel
que lo convierten en íntegramente sen-
sible al placer y también capaz de pro-
porcionarlo. Y además contamos con una
imaginación que puesta en marcha puede
ser inagotable.

Por tanto mis recetas eróticas
propias (tanto individuales como com-
partidas) contarán con todos aquellos in-
gredientes (prácticas, fantasías y deseos)
que cocinan mi placer y mi disfrute. Y,
como no puede ser de otra manera, es
responsabilidad de cada una, cada uno, el
ocuparse de conocer e intentar acercar-
se a los deseos y gustos propios. La única
norma a respetar es “mi aquí y ahora” y
en todo caso “nuestro aquí y ahora”. Y
en este espacio de placer puede haber
sitio para: prácticas genitales, coitos,
fantasías, besos, caricias, masajes, mas-
turbaciones, susurros, abrazos, miradas,
penetraciones, achuchones, roces, etc...y
además cada uno con cientos de matices
y posibilidades ¿o acaso son iguales todos
los besos, penetraciones, fantasías...?.

Tengamos en cuenta también que
los deseos y los gustos eróticos no son in-
alterables a lo largo de la vida.

No existen manuales de instruc-
ciones sobre cómo o haciendo qué tengo
yo que sentir placer. Como mucho, y si
son acordes con nuestros deseos, pode-
mos extraer ideas a testar en nuestra ex-
periencia personal, pero nada más. En
este tema tan íntimo y personal seamos
críticos, que no crédulos, con todas esas
encuestas, artículos, decálogos, etc...que
nos dictan con qué prácticas “debemos
de disfrutar”, cuantas veces “debemos
de hacerlo” (¿qué será ese -lo- que vale
para todo el mundo y se salta todas nues-
tras peculiaridades?), que tenemos que
tener orgasmos, cuántos y de cuánta du-
ración... en definitiva mensajes que in-
tentan legislar cual es la normalidad, lo
aceptable, lo correcto, en algo tan impo-
sible de reglamentar como son las pecu-
liaridades de mis gustos y disfrutes .

Vemos, pues, como en el campo
de la erótica también, nos sigue siendo
aplicable la consigna: conocerse (y al
otro) y aceptarse (y al otro) para poder
expresar nuestra erótica propia de modo
satisfactorio y placentero.

-----------------------------------------------

noticias desde las carce les del estado

Un preso de nacionalidad chilena, J.A.P.,
mantuvo un enfrentamiento con los car-
celeros en el comedor, a causa de unas
medidas impuestas por el nuevo director,
que son criticadas por los carceleros. Esta
persona presa fue llevada a aislamiento
a mediados de diciembre. Una vez allí
comenzó una huelga de hambre. Su es-
tado anímico era malo y pasó una carta
a un compañero del módulo. El pasado
25 de diciembre prendió fuego a alguna
de sus pertenencias, propagándose por
toda la celda. Después de un buen rato,
en que no aparecía ninguno de los car-
celeros y el resto de compañeros presos
aporreaban las puertas y gritaban, al final
vinieron los guardias y trasladaron al res-
to de los presos al patio y al implicado lo
sacaron después envuelto en una man-
ta, trasladandole al hospital.

Lxs compañerxs hicieron tres días de
ayuno en solidaridad con su situación.
Puestos en contacto con la familia nos
han comunicado que, a pesar de haber
resultado quemado en gran parte de su
cuerpo, está actualmente en la enferme-
ria de la prisión.

Post data:
Cómo se entiende que llevando a una
persona a aislamiento tenga en su poder
cerillas o mechero para prender fuego.

Rincón del sindicato | CNT Vitoria- Gasteiz

--------------------------------------------

Sede del Sindicato: Correría 65, bajo 01001 VITORIA - GASTEIZ
Dirección postal: Apartado 1554 01080 VITORIA - GASTEIZ
Teléfono: 945 28 29 74
Teléfono exclusivo asuntos laborales/ sindicales: 688 86 13 64
Correos-e: •sindicato: vitoria at cnt.es
•redacción Pandora y librería: pandora at vitoria.cnt.es
•secretaría Organización: organizacion at vitoria.cnt.es
Web: http://vitoria.cnt.es
Permanencias:
•de lunes a viernes de 19:00 a 21:00 h.

Asesoria laboral gratuita:
•lunes de 19:00 a 21:00 h.


More information about the A-infos-ca mailing list