(ca) anarkismo.net: Hospital Universitario del Valle: crónica de una muerte anunciada by GeA - CEAL - Grupo Estudiantil Anarquista - Centro de Estudios y Acción Libertaria

a-infos-ca at ainfos.ca a-infos-ca at ainfos.ca
Wed Jan 13 09:12:38 CET 2016


El Hospital Universitario del Valle ‘Evaristo García’ E.S.E. (también llamado HUV) es el 
hospital público más importante del suroccidente colombiano, se ubica en Santiago de Cali, 
capital del Valle del Cauca. Su importancia radica en que presta servicios de nivel III y 
IV y es un centro formador de profesionales de alta calidad de la Universidad del Valle 
(universidad pública y una de las mejores de latinoamérica) y otras universidades de la 
ciudad. Lo anterior implica, entre muchas otras cosas, que posee especialistas en 
cardiología, dermatología, psiquiatría, nefrología, ginecobstetricia, unidad de 
neurocirugía, de cuidados intensivos pediátrico, implica que recibe pacientes de 
hospitales regionales; su cobertura comprende al Chocó, Nariño, Cauca, Huila, Tolima, y 
Putumayo, además del Valle del Cauca, e incluso individuos de otros países que viven en 
los sectores fronterizos. Dado el carácter público de este hospital, se trata a personas 
con situación de N.N., habitantes de la calle, y personas afiliadas al Sisben (subsidio a 
la demanda, de lo cual se hablará más adelante). Además es reconocido, entre otras cosas, 
por tener una unidad de traumatología destacada internacionalmente, una de las mejores 
unidades de radioterapia del país (sino la mejor), y por ser pioneros en realizar diversas 
cirugías de complejidad.

El Hospital Universitario del Valle ‘Evaristo García’ E.S.E. (también llamado HUV) es el 
hospital público más importante del suroccidente colombiano, se ubica en Santiago de Cali, 
capital del Valle del Cauca. Su importancia radica en que presta servicios de nivel III y 
IV y es un centro formador de profesionales de alta calidad [1] [2] de la Universidad del 
Valle (universidad pública y una de las mejores de latinoamérica [3]) y otras 
universidades de la ciudad. Lo anterior implica, entre muchas otras cosas, que posee 
especialistas en cardiología, dermatología, psiquiatría, nefrología, ginecobstetricia, 
unidad de neurocirugía, de cuidados intensivos pediátrico, [4] implica que recibe 
pacientes de hospitales regionales [4]; su cobertura comprende al Chocó, Nariño, Cauca, 
Huila, Tolima, y Putumayo, además del Valle del Cauca, [6] e incluso individuos de otros 
países que viven en los sectores fronterizos. Dado el carácter público de este hospital, 
se trata a personas con situación de N.N., habitantes de la calle, y personas afiliadas al 
Sisben [7] (subsidio a la demanda, de lo cual se hablará más adelante). Además es 
reconocido, entre otras cosas, por tener una unidad de traumatología destacada 
internacionalmente [6], una de las mejores unidades de radioterapia del país (sino la 
mejor), y por ser pioneros en realizar diversas cirugías de complejidad [6].

El HUV, como la mayoría de hospitales que dependen de la subvención del Estado han sido 
aquejados de forma generalizada en todo el país. Las redes públicas hospitalarias se han 
encontrado en situaciones tan precarias, hasta el punto de no tener insumos básicos, como 
guantes o agujas o incluso dejando morir personas en la puerta del hospital, algo 
deplorable y desconcertante, desde lo que se considera Estado Social de Derecho [8].

La crisis de este importante centro asistencial se ha mantenido latente durante varios 
años, la noticia de su cierre no es nueva, ya se escuchaba en 2011 [6], en 2012 [9], y en 
2014 [10]; a propósito, en 2012 comenzó la paulatina tercerización de servicios de salud 
como farmacia, resonancia magnética, cardiología, y diálisis [11], trayendo consigo la 
pauperización de la calidad de prestación del servicio, así como de la calidad de la 
formación de estudiantes. En septiembre de 2015 el cierre del HUV era inminente, pero fue 
impedido por manifestaciones realizadas, en su mayoría, por estudiantes de la Universidad 
del Valle de las sedes de Santiago de Cali en Paro Académico y los trabajadores del 
Hospital. Actualmente, después de cesar las manifestaciones, dicha crisis está en su punto 
más álgido, habiéndose incrementado considerablemente la carencia de insumos [12] y de 
personal médico con la renuncia de todos los médicos generales [13], la renuncia de todos 
los especialistas [14], y el despido de la aplastante mayoría de los trabajadores [15] [16].

Lo que suceda en el HUV repercute directamente en toda la red hospitalaria de Cali (es 
decir, hasta en las clínicas privadas [17]) y sus alrededores, pero de forma más 
considerable a la red de salud pública, tanto así que en septiembre de 2015, 10 hospitales 
de nivel I y II se encontraban al borde del colapso [17], incluso atendiendo pacientes que 
no podían tratar dada su altísima complejidad. Esto hizo que los colapsados centros de 
salud tuvieran que remitir pacientes a otros sitios, para ese entonces se afirmaba que 
Cali se había convertido en ‘exportador’ de pacientes, a los cuales exponía a ‘paseos de 
la muerte’ de hasta 40 horas [17]. Eso para el año pasado cuando el HUV estaba en unas 
condiciones más estables, conociendo ya su condición actual no es difícil imaginarse lo 
que le ha sucedido a la red hospitalaria, muestra de ello es el hospital San Juan de Dios, 
donde se ha llegado al sobrecupo [18] y a exponer a los pacientes a condiciones 
degradantes como dormir en la pileta de decoración del patio interno [19] [20].

Las distintas voces que emergen de los diferentes movimientos sociales o del gobierno, 
protestando por la salud, apuntan a diferentes agentes como los causantes de la crisis 
nacional de la salud. Por un lado, están quienes culpan a individuos, pero desde lo alto 
de la burocracia gubernamental, diciendo que el problema es gerencial y operacional, 
problema que tiene como raíz la inoperancia o equivocación de las diferentes juntas 
directivas, como hizo el gobernador del Valle, Ubeimar Delgado [21], cuyas opiniones sobre 
gerencia son cuestionables, ya que la gobernación está declarada en quiebra, o insolvencia 
económica, mejor dicho. Desde estos mismos lados, hay individuos más osados, que aunque 
también están involucrados en la rapiña ininterrumpida, apuntan a los gerentes como 
causantes de la crisis en sus respectivos centros de salud, por apropiarse del dinero 
indebidamente. Un ladrón criticando a otro. Pero no, ninguna de estas pelotas que se tiran 
entre los burócratas es en general el problema que aqueja a la salud en sí misma.

También hay voces desde el movimiento social, que también en algunos casos apuntan a 
individuos, a directores corruptos, a juntas directivas corruptas; o incluso ya saliendo 
de estos ámbitos tan microsociales, a redes de influencia que involucran parlamentarios 
como Dilian Francisca Toro, gobernadora del Valle que acaba de posesionarse y que está 
siendo investigada por parapolítica [22], y su buen amigo el Senador Roy Barreras y todas 
sus mafiocracias políticas, que ponen a diestra y siniestra tecnócratas por todo el Valle 
del Cauca, como lo es Jairo Samboní en Palmira [23] [24]. Esto no es falso, la mayoría de 
estas cosas se han comprobado con varias evidencias y la mayoría de la gente lo sabe, solo 
que es la ley -que no es justicia- la que se encarga de llevar a cabo la ejecución de la 
justicia, y esta difícilmente se va a ejercer contra quienes precisamente la manejan. Pero 
bueno, a pesar de que esto no es mentira, no es esta la raíz de la problemática, aunque sí 
es un elemento determinante en la agudización, como lo es también la ley 100/93 que 
modifica el Sistema de Seguridad Social [25] del país, de la que Dilian fue autora, tanto 
como el ex-presidente Uribe. Basándose en la idea pseudocientífica del individualismo 
metodológico [26], retomado por los llamados neoliberales, esta promueve un proyecto 
llamado los subsidios a la demanda, en contraposición con los llamados subsidios a la 
oferta, que son los que se tenían previamente.

Aquí viene un poco de macroeconomía fiscal. Los subsidios a la demanda, al estar basados 
en la idea del individualismo metodológico, tienen como fin supuestamente ordenar la vida 
social de los individuos, a través de dejarlos a ellos por sí solos decidir sobre las 
propuestas en un momento dado. Esto suena bastante coherente, y libertario desde esta 
retórica, pero hay que matizar: El individualismo metodológico tiene ciertos principios 
básicos, que son basarse en las ya obsoletas y contradecidas visiones de que el humano 
tiende a maximizar sus ganancias, que el humano siempre es racional [N1] y que el humano 
es individualista; en síntesis, modelos idealizados que se usaron en algún momento desde 
la microeconomía neoclásica para estudiar fenómenos que nunca suceden en la realidad, que 
como han comprobado algunos premios Nobel en economía, como el psicólogo y economista del 
comportamiento Daniel Kahneman, la politóloga del autogobierno Ostrom o incluso, una 
crítica más directa, la del economista Amartya Sen, a lo que él llama el ‘homo 
economicus’, esa entidad abstracta e inexistente, que precisamente tiene las propiedades 
antes descrita por los individualistas metodológicos. Y que su resultados para las 
ciencias han sido nulos, no tanto para los burócratas gubernamentales que bajo la 
apariencia de ciencia, han querido instaurar sus dictaduras corporativas [6] [27] [28].

Pero bueno, esto no es una discusión sobre el individualismo metodológico, sino sobre el 
neoliberalismo en la salud. Entonces continuando, el modelo de subsidio a la oferta, eso 
es, donde el Estado es el que se encarga de ofrecer a sus ciudadanos cobijados por la 
constitución política los servicios como la salud y la educación; es sustituido por el 
modelo de subsidio a la demanda, donde el Estado establece que es el ciudadano el que 
escoge dónde quiere ser atendido (el sector privado es el que se encarga de proveer las 
opciones en gran parte, ya que el Estado se sacude las manos de tener que desarrollar 
instituciones de servicios sociales sólidas), y cómo el Estado hace converger las 
respectivas porciones de impuestos en el sector social, a través de los intermediarios que 
son las EPS (Entidades Prestadoras de Salud). Estas últimas son las que entregan el 
dinero, de forma individual, a la IPS (Institución Prestadora de Salud), que escoge el 
ciudadano.

Suena bien. El gobierno ya no ostenta el monopolio de la salud, sino que deja que el 
mercado fluya libremente y los impuestos que recauda del ciudadano, pues en lugar de 
gastarlos en un hospital público de mala muerte, que el ciudadano desprecia, los dirige al 
hospital, sea público o privado, que el ciudadano quiera. ¿El Estado siendo un agente de 
la libertad?, es muy sospechoso y hay que ahondar mejor en esto: Bajo la política 
estatista y el modelo capitalista, que el Estado ostente el monopolio de la salud es la 
mejor opción (en general cuando el Estado ostenta el monopolio de los servicios sociales, 
se le llama socialdemocracia) porque el Estado se tiene que encargar de hacer hospitales 
sólidos y de calidad, o bueno, de cierta calidad que simultáneamente le permita a los 
burócratas hacer su latrocinio profesional del pueblo; debe haber una corrupción 
considerable del Estado -más de la que hay usualmente- para que se pueda hablar de mala 
calidad o problemas en el Sistema de Salud. Mientras cuando es el subsidio a la demanda, 
el Estado se puede lavar las manos, y dejar que fluyan hospitales de garaje privados, como 
ha sucedido, y que la gente se las arregle con estos. Esto trae consigo la aparición de 
carteles que empiezan a monopolizar, y cuando tienen una fuerza considerable, se 
convierten en un poder fáctico con la capacidad de influir el gobierno, ya que el gobierno 
depende de estos. Esto se puede ver cuando el gobierno salva la banca privada, compra 
carteras o salda deudas con entidades privadas, mientras sus paralelas públicas mueren, 
dado que depende de que estas sigan funcionando, para la estabilidad del sistema que 
existe. Además, en muchos casos, estos carteles no sólo se contentan con las influencias 
externas sino que empiezan a generar redes de influencia y mafias dentro del gobierno, al 
comprar campañas de parlamentarios o parlamentarios mismos, y en muchos casos, capturar 
las entidades reguladoras de sus respectivos campo corporativo, para este caso la salud, 
como Víctor Raúl Castillo miembro del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 
en salud de Colciencias; Giovanni Mesa, de Audifarma, o Nicolás Wilches, de Salud Total; y 
sus poderes combinados para influir en la legislación colombiana [4]. A lo anterior se le 
denomina ‘captura regulatoria’, una teoría económica formulada por George Stigler [N2].

El problema con la Salud cada vez se va tornando más sistémico, pasa de redes de 
influencias políticas a políticas gubernamentales nacionales, a principios de una 
ideología que es el neoliberalismo. ¿Pero qué es el neoliberalismo?, no es sino el revivir 
de las ideas de los liberales clásicos con un mayor énfasis en la libertad de propiedad 
que los que ponían los antiguos liberales, y con la consigna de que se puede alcanzar la 
utopía equitativa bajo la lógica del libre mercado. Algo que los liberales clásicos no 
conciliaban. Adam Smith por ejemplo era claro en decir que el capitalismo era desigual, y 
tocaba hacer que lo fuera lo menor posible; o por ejemplo que el gobierno civil, o mejor 
dicho, las sociedad moderna, se instituyó para que el rico oprimiera el pobre. Smith, 
aunque fue uno de los pensadores fundamentales del sistema socio-económico y político 
actual, era eticista, y como tal, sus análisis sobre la jurisprudencia y el capitalismo 
buscaban consignar la realidad, y no solo embellecerla. Por ejemplo, Smith proponía 
impuestos progresivos dependiendo de la renta, algo que los neoliberales no hacen. Y Smith 
sabía que la propiedad privada sin Estado no podía existir, por lo que los neoliberales 
solo les interesa un Estado policial que cuide su propiedad [29]. Así pues, las 
problemáticas nos remontan a los sistemas socio-económicos y políticos, porque si miramos 
a otras naciones, encontraremos que la problemática de la Salud es similar, sino igual.

La lucha por el HUV entonces debe verse como una táctica que nos permite acumular en lo 
inmediato, pero con proyecciones estratégicas más largas, y con programas políticos 
certeros que nos permitan avanzar. Dejando el coyunturalismo y construyendo procesos 
fuertes y sólidos que aboguen por el cambio real, porque si en realidad no aspiramos a 
cambiar el sistema que existe aquí, y de forma global, vamos a estar en estas crisis de 
forma cíclica: el gobierno empieza a reducir la inversión en los servicios sociales al ver 
el descuido de los sectores populares, los sectores populares se organizan y luchan, el 
gobierno cede un poco, se vuelven a descuidar; y se repiten de forma cíclica. El problema 
es el gobierno, el sistema socio-económico. El problema son el capital y el Estado. Ese 
estado que supuestamente nos representa y defiende nuestros intereses, pero que 
paradójicamente nos deja morir en la puerta de un hospital. Ese capital que se supone es 
el progreso de la sociedad y la prosperidad del pueblo, prosperidad y progreso que 
difícilmente vemos. Así pues, debemos conectar la movilización inmediata con esas demandas 
programáticas: es importante construir alternativas organizativas que nos permitan 
empoderarnos de las esferas de salud y educación (en este caso) a través de procesos de 
democracia directa, donde figuren la palabra y la acción desde las iniciativas 
individuales y colectivos, no permitiendo el afloramiento de vanguardias ni dirigencias 
que encaucen la movilización a procesos ajenos, que tanto daño le hacen al proceso de 
transformación y alejan al sujeto social, generándole rechazo a luchar por algo en que se 
sabe, será utilizado funcionalmente por grandes maquinarias.

El porvenir está en la organización de forma autónoma y horizontal, donde el poder 
político esté en nosotros, y lo usemos de forma colectiva para construir sociedad. Una 
sociedad solidaria, equitativa y libre. Pensemos a largo plazo que la salud no sea 
gestionada por el Estado, sino por el mismo pueblo: que no haya intermediarios haciendo su 
latrocinio profesional, sino que sean los mismos trabajadores, estudiantes y usuarios 
quienes hagamos la gestión de los hospitales. Tomemos como ejemplo a Grecia que está en 
una crisis económica y política de las peores vistas, pero donde los trabajadores han 
empezado a ocupar los hospitales o abrir hospitales gratuitos, donde son los mismos 
médicos, trabajadores y la comunidad quienes deciden de forma horizontal y asamblearia el 
curso del hospital; donde es la comunidad o el barrio la que gestiona el dinero (en lugar 
de dárselo al Estado), y hay una cooperación y solidaridad mutua. La salud se ve como algo 
indispensable para la gente, y se le da a quien llegue, sea local, de inmigrante, o el que 
vive de la mendicidad [30] [31]. Incluso algunos hospitales gestionados, como el de 
Ellinikos [32], han sido premiados por su eficiencia por esas mismas entidades europeas 
que los tienen en condiciones paupérrimas. Y se han podido dar el lujo los trabajadores de 
negarse a aceptar esos premios hipócritas y demagogos, de ladrones profesionales. La 
construcción de una política de abajo construye lazos que no sólo se quedan en creación de 
espacios comunes o acciones políticas locales, sino que van trascendiendo y 
proliferándose, esto siempre y cuando se mantenga una política de abajo, y la gente 
participe de la creación, y vea soluciones reales desde su misma expresión. Porque en la 
medida que empezamos jerarquizar los procesos, mucha gente empieza a delegar sus 
actividades, y dejar de participar en la transformación, para dejárselo a los que se están 
erigiendo como los líderes, rompiendo así la estructura cooperativa. Construyamos una 
salud popular, y desde ahí, construyamos una nueva sociedad, en búsqueda de cambiar el 
país, el continente, el mundo, porque nuestra solidaridad no debe estar solo con los 
desposeídos de nuestro país, sino con los de todo el mundo.

Centro de Estudios y Acción Libertaria – Cali

Grupo Estudiantil Anarquista – GeA

NOTAS.

[N1] La gente no es completamente racional, ni siquiera cuando piensa que su pensamiento 
está totalmente basado en la coherencia lógica-racional. Muchos otros factores juegan un 
rol en las decisiones, que van desde los impulsos espontáneos, hasta la publicidad 
ambigua; sin contar la formación académica de los individuos. ¿Cómo esperamos respuestas 
racionales de un individuo que ha sido sumido en la ignorancia por el sistema imperante? 
Tampoco el humano tiende a maximizar sus ganancias; porque esto subyace una suposición de 
que el humano piensa desde una visión utilitarista, lo que tampoco es cierto, y aquí 
también se retoma las condiciones socio-económicas del individuo, pues alguien que no 
tiene una formación es fácilmente manipulable, para que sus decisiones no sean el 
maximizar sus retribuciones, sino simplemente satisfacer necesidades inmediatas, en muchos 
casos, incluso pseudo-necesidades (necesidades inventadas). Y el individualismo, va en 
contra de los desarrollos y descubrimientos científicos antropológicos, etológicos, 
biológicos, sociológicos y demás, sobre las comunidades humanas y cómo estas tienden a la 
prosocialidad, al apoyo e incluso a lo que algunos etólogos llaman hipercooperación [33].

[N2] La teoría de la captura regulatoria irónicamente fue desarrollada por uno de los 
mismos ideólogos del neoliberalismo, George Stigler, razón por la cual ganó el premio 
Nobel. Stigler usó su teoría, que tiene sustento científico, para luego promover su visión 
sesgada de que, solapándose con la visión de los libertarios, el Estado debía desaparecer, 
pero el mercado libre y la propiedad privada debía prevalecer, y que esto generaría la 
utopía económica para todos, cayendo Stigler en un error fundamental, pues fue como 
economista, olvidar el problema fundamental de la economía, que es la escasez. Los 
recursos no son infinitos, y si hay posibilidad de acapararlos (la propiedad privada), 
pues efectivamente no habrá la sociedad equitativa. Además, Stigler (no se sabe) si por 
despiste o simplemente por maliciosidad, promovía que la propiedad privada podía existir 
sin Estado, cuando esta requiere del monopolio de la violencia estatal, y su legitimidad 
de las personas, para que exista; en otro caso, no hay forma científica para reconocer lo 
que es la propiedad de este o ese.

WEBGRAFÍA.

Links at http://www.anarkismo.net/article/28973
1. Universia. Los mejores médicos de Colombia son de la Universidad Icesi. 
http://orientacion.universia.net.co/universidades-53/no...icesi–3020.html

2. Periódico El País. Las tareas de los hospitales universitarios en tiempo de crisis. 
http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/tareas-ho...arios

3. Periódico El Espectador. Las mejores Universidades de América Latina. 
http://www.elespectador.com/noticias/infografia/mejores...40994

4. Periódico El Tiempo. Clasificación de los hospitales. 
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-627858

6. Periódico El País. Hospital Universitario del Valle, un pionero que lucha contra la 
crisis. http://www.elpais.com.co/elpais/cali/huv-pionero-lucha-...risis

7. Colombia Informa. Estudiantes universitarios se toman en serio la crisis de hospitales 
públicos en Colombia. http://www.colombiainforma.info/mov-sociales/educacion/...ombia

8. Constitución Política de Colombia de 1991, Artículo 1. 
http://www.procuraduria.gov.co/guiamp/media/file/Macrop...a.htm

9. Periódico El País. El Hospital Universitario del Valle está tocando fondo por crisis 
económica. http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/hospital-...ursos

10. Revista Semana, ¿Caleños pasarán navidad y feria sin el HUV?. 
http://www.semana.com/nacion/articulo/cali-huv-cerraria...630-3

11. Agencia de Noticias Univalle. El HUV, en franca recuperación. 
http://cms.univalle.edu.co/emisora/el-huv-en-franca-rec...acion

12. Periódico El País. No cesa la crisis en el Hospital Universitario del Valle, este es 
el panorama. http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/cesa-cris...orama

13. Periódico El País. Renuncian 38 médicos generales del HUV. 
http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/renuncian...s-huv

14. Periódico El Espectador. Médicos del Hospital Universitario del Valle renuncian por 
falta de pagohttp://www.elespectador.com/noticias/nacional/medicos-d...95482

15. Pazífico Noticias. Más de 60 empleados del HUV recibieron hoy carta de despido. 
http://www.pazificonoticias.com/mas-de-60-empleados-del...pido/

16. REMAP Valle. Trabajadores del HUV rechazaron plan de salvamento propuesto por el 
director. http://remapvalle.blogspot.com.co/2015/09/trabajadores-....html

17. Periódico El País. Red hospitalaria de Cali, a punto de colapsar por ‘coletazo’ de la 
crisis del HUV. http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/red-hospi...s-huv

18. W Radio. En el servicio de Urgencias tenemos sobrecupo de pacientes: director del San 
Juan de Dios. http://www.wradio.com.co/escucha/archivo_de_audio/en-el...3F%3F

19. Noticias Caracol. Hospital San Juan de Dios, a punto de colapsar en Cali por sobrecupo 
de pacientes. http://www.noticiascaracol.com/cali/hospital-san-juan-d...entes

20. Anónimo. Situación actual de hospital San Juan de Dios de Cali.. 
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=93838...59733

21. Pazífico Noticias. Gobernador del Valle culpa al HUV de su crisis. 
http://www.pazificonoticias.com/2015-07-gobernador-del-...iano/

22. Radio Macondo. Corrupción: 1.600 millones de pesos en contratos para una tía de Dilian 
Francisca Toro en el sector salud. 
http://radiomacondo.fm/2015/10/12/corrupcion1-600-millo...alud/

23. Sistema de Seguridad Social Integral, Ley 100/93. 
http://www.secretariasenado.gov.co/senado/basedoc/ley_0....html

24. Pulzo. Empresa familiar de Dilian Francisca Toro financió a 7 candidatos del Valle en 
2007. http://www.pulzo.com/politica/empresa-familiar-de-dilia...92126

25. Revista La Silla Vacía. Los superpoderosos de la salud. 
http://lasillavacia.com/historia/los-super-poderosos-de...45820

26. Mario Bunge. Buscar la filosofía en las ciencias sociales; p. 340-356.

27. Elinor Ostrom. El Gobierno de los Comunes. 
http://lawschool.unm.edu/nrj/volumes/32/2/06_ostrom_gov...g.pdf

28. AK Sen, ‘Rational Fools: A Critique of the Behavioural Foundations of Economic Theory’ 
(1977) 6 Philosophy and Public Affairs 317, 332

29. Velázquez, J. Adam Smith y Alexis de Tocqueville: dos imaginarios políticos de la 
sociedad civil. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&...00005

30. Blog Rojo y Negro. Sin patrón en Grecia: Un hospital y un periódico autogestionados. 
http://www.rojoynegro.info/articulo/sin-fronteras/sin-p...nados

31. Blog Briega. Ni pública, Ni privada; Experiencias de autogestión en la asistencia 
médica en Atenas. http://www.nodo50.org/briega/noticias/ni-publica-ni-pri...tenas

32. Periódico Diagonal. Bronca de la clínica autogestionada Elliniko a la vicepresidenta 
del Parlamento Europeo. https://www.diagonalperiodico.net/global/28126-bronca-l....html

33. Burkart, J.M.; et.al., The evolutionary origin of human hyper-cooperation. 
http://www.nature.com/ncomms/2014/140827/ncomms5747/abs....html
Related Link: https://grupoestudiantilanarquista.wordpress.com/2016/0...iada/

grupoestudiantilanarquista.wordpress.com

http://www.anarkismo.net/article/28973


More information about the A-infos-ca mailing list