(ca) Obama: Premio Nobel de la Guerra

a-infos-ca at ainfos.ca a-infos-ca at ainfos.ca
Mon Oct 19 17:06:53 CEST 2009


Jamás he sido muy bueno para las matemáticas, pero el siguiente cálculo es
bastante sencillo: súmense 10.000 nuevas tropas a Afganistán, sistemáticas
violaciones en las ocupaciones de este país y de Irak, silencio cómplice
ante dos genocidios, uno en Gaza, el otro en Sri Lanka (donde aún hay
300.000 seres humanos en campos de concentración), un golpe de Estado en
Honduras donde la participación norteamericana ha sido un secreto a voces
(aunque les haya salido el tiro por la culata), siete nuevas bases
militares en Colombia y ¿qué tenemos de resultado? Un premio Nóbel de la
“Paz” para el presidente de EEUU, Barack Obama.

En realidad, no me quita el sueño lo que hagan o dejen de hacer con un
premio que vale bien poco, y que el único mérito que cuenta para obtenerlo
es el cálculo político. Es verdad que este premio lo han recibido gentes
de indudable valor como Pérez Esquivel, Rigoberta Menchú, Martin Luther
King o Desmond Tutu. Pero estos casos en verdad son más bien
excepcionales. La lista de quienes lo han recibido está de testigo. En
esta lista, encontramos gente como Theodore Roosevelt (1906), quien
popularizara la fórmula de la zanahoria y el garrote al referirse a las
relaciones internacionales de los EEUU en los inicios de su fase
imperialista, quien aplaudiera el asesinato judicial de los Mártires de
Chicago en 1886 (por atreverse a luchar por la jornada de ocho horas) y
quien se caracterizó por su trato brutal a todo el movimiento obrero de su
época.

Woodrow Wilson, otro presidente norteamericano, también recibió el Premio
Nóbel de la Paz en 1919. ¿Sus méritos? Haber participado en la creación de
la Liga de las Naciones. Ciertamente no se tomaron en consideración los
siguientes “detalles”: fue el presidente que declaró a los EEUU en guerra
durante la Primera Guerra Mundial, invadió, durante su gobierno, el México
de Zapata, Cuba, Haití, República Dominicana, Nicaragua y Panamá. Como si
esto fuera poco, fue abiertamente racista y defensor de las virtudes de la
esclavitud; se opuso abiertamente a que los negros pudieran ser
estudiantes y se negó a que los Estados del Sur de EEUU pudieran tener
derecho a voto. De hecho, se oponía a que los negros pudieran votar en
ninguna parte de la “tierra de la libertad” y estableció en las oficinas
federales, bajo su gobierno, la segregación racial. No es de extrañar, que
como corolario a su racismo, fuera también apologista del Ku Klux Klan.

Otro de los laureados con el Nóbel de la "Paz", es ni más ni menos, que
Henry Kissinger (1973), quien como cruel paradoja, recibió este premio
precisamente el mismo año en que, como Secretario de Estado de los EEUU,
maquinó el derrocamiento de Allende y el ascenso al poder de Pinochet,
quien durante 17 años sembró la muerte y el terror en todo Chile. El
premio fue otorgado por haber negociado el retiro de las tropas yanquis
que habían invadido Vietnam. Que un personaje siniestro como Kissinger
reciba el Nóbel de la "Paz" es verdaderamente tragicómico y revela el
escaso valor de este premio: su prontuario incluye masivos bombardeos a
Camboya y Vietnam, donde miles de seres humanos fueron calcinados con
NAPALM, apoyo irrestricto a la brutal dictadura de Suharto en Indonesia y
apoyo militar a su genocida invasión de Timor Leste, apoyo a grupos
paramilitares en Angola (UNITA) y Mozambique (RENAMO), alimentando sus
acciones criminales que cobraron la vida de más de un millón de personas,
apoyo activo a las dictaduras del Cono Sur de Latinoamérica y a su "Plan
Cóndor", que sello el cobarde asesinato, la tortura y la desaparición de
miles de militantes de izquierda Chile, Argentina, Bolivia, Uruguay,
Paraguay y Brasil. Eso, sin mencionar su asesoría a George W. Bush antes
de la invasión de Irak en el 2003.

Ahora bien, ¿cuál es la razón para dar este reconocimiento a Su Majestad
Obama? Al parecer su supuesto rol en mejorar la cooperación en el mundo, o
algo así. Supongo que me he perdido de algo, puesto que las dichosas bases
militares en Colombia casi nos arman un pedazo de conflicto en Sudamérica
y han avivado “los vientos de guerra” que soplan entre los Andes y el
Amazonas, y nos han metido en una carrera armamentista por lo demás,
preocupante. Obama, con estas bases, ha avivado el fuego del régimen de
ultra-derecha de Uribe, quien se encuentra salpicado por sus vínculos con
el genocida paramilitarismo, dicho sea de paso. Su actitud ante las
constantes violaciones de Israel al pueblo palestino ha sido una
constante, y hoy recibimos la noticia que su gobierno se opuso activamente
al informe Goldstone sobre crímenes de guerra perpetrados por Israel en la
ofensiva de enero contra Gaza, realizando numerosas gestiones diplomáticas
para influir el voto de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de la
ONU. Sin embargo, esta presión fracasó y es probable que siga boicoteando
el establecimiento de la verdad y de alguna medida de reparación a este
pueblo hambreado y bombardeado en el Consejo de Seguridad de la ONU o en
otras instancias superiores. ¡Vaya un servicio a la paz! Ni qué decir de
su decisión de seguir con la política guerrerista y su secuela de
violaciones interminable y de daños colaterales en contra de la población
de Afganistán. Si el Premio es para esfuerzos de "Paz", hay algo que no
cuadra...

No por nada, Eyad Bornat, dirigente palestino del Comité Popular de
B’ilin, que durante años se han opuesto a la ocupación israelí y a la
construcción del muro del "Apartheid" que divide sus comunidades y los
encierra como a animales, escribió las siguientes palabras del fondo de su
corazón, con dolor e ironía:

"Los EEUU aún están en Afganistán y en Irak, y Palestina sigue bajo
ocupación (...) no hemos visto ningún cambio. ¿Por qué el comité no ha
dado este premio a Bush? Recuerdo que hace nueve años Bush pronunció un
excelente discurso acerca del establecimiento de un Estado Palestino para
el 2005. Luego de ese discurso, Sharon invadió la mezquita de Al Aqsa, y
los EEUU invadieron Irak. ¿Por qué no dieron entonces a este hombre el
premio, y en lugar, lo único que recibió fue un zapatazo? ¡Esto es una
injusticia!

Lo lamento Mister Bush. Usted trabajó duro, durante ocho años, asesinando
niños, lanzando guerras y apoyando la ocupación, y aún así le han dado el
premio a otro hombre." [1]

Sumando y restando, al parecer, el único mérito que va quedando a este
"pacificador a la brava", es su grandilocuente discurso sobre un "mundo
sin armas nucleares"... dicho sea de paso, hasta el día de hoy, los EEUU
no han dado el paso de desmantelar ni siquiera una de las innumerables
ojivas nucleares que poseen, las cuales en total suman un poderío bélico
capaz de destruir ocho veces al planeta tierra...

Ya no queda espacio para la vergüenza, aunque Obama, replicando las mismas
palabras de Kissinger, haya recibido el Premio con "humildad". Como la
vieja canción campesina "El Diablo en el Paraíso", que celebrara al "mundo
al revés", ahora son los guerreristas, los imperialistas y los que violan
sistemáticamente los derechos humanos en nombre de los argumentos
elásticos de la seguridad nacional y de la guerra contra el terror, los
que son confundidos con palomas de la paz... ¡Las cosas que hay que ver!
Si esta es la paz del sistema capitalista, no es de extrañarse que los
muchachos parisinos, durante el levantamiento del Mayo Francés de 1968,
escribieran en las paredes de su ciudad que un fin de semana de paz
capitalista era infinitamente más sangriento que un mes de revolución
absoluta. Hoy esta afirmación tiene más lucidez y veracidad que nunca.

José Antonio Gutiérrez D.
17 de Octubre, 2009

(1)
http://www.bilin-ffj.org/index.php?option=com_content&task=view&id=201&Itemid=1





More information about the A-infos-ca mailing list