(ca) [Chile] Boletín estudiantil "Solidaridad" nº1

a-infos-ca at ainfos.ca a-infos-ca at ainfos.ca
Mon Apr 20 14:50:52 CEST 2009


Este boletín es una publicación que esta siendo actualmente difundida en
la V Región, tiene como propósito poner en tapete las problemáticas de la
lucha estudiantil. Recupera las experiencias actuales del movimiento y las
aplica para ser un punto opinión sólido. Esta dirigido en particular a
secundarios de liceos insutriales, politecnicos y polivalentes, y en
general al estudiantado en su conjunto.

Voz Negra
Valparaíso Otoño 2009

Contenido:

Editorial

Organización para la lucha

Practicas no remuneradas

--------------

Editorial

El presente Boletín surge de la base estudiantil de una organización
comunista anárquica en formación, quienes apuntamos a cambiar de raíz este
sistema que nos tiene envueltos en la explotación y la miseria. Este es
una herramienta para dar una visión crítica de la información que día a
día es ocultada por los medios de comunicación que se encuentran en las
manos de los poderosos, y por otro lado entregar nuestra propuesta de
cambio social.

La lucha por mejorar la educación que damos los y las estudiantes no la
vemos como un fin en si mismo, la experiencia nos enseña que de forma
aislada jamás se logrará nada. Esta pelea no solo es por cambiar una ley
como la LGE, sino que ésta se enmarca dentro de una lucha muchísimo mayor
donde se ven envueltos todos los sectores oprimidos, el movimiento popular
en su conjunto en la lucha por la conquista de la dignidad. Y nosotros
como parte de él somos los únicos capaces de terminar con las injusticias
impuestas y generadas por la clase dominante.

Finalmente, no solo es importante cuestionar y cuestionarte, es necesario
dejar la inmovilidad porque esta tarea nadie la hará por nosotros. Debemos
organizarnos terminando con las estructuras verticales de los centros de
alumnos y federaciones, donde un par de dirigentes tomando cafecito
deciden por nosotros, tenemos que estimular la asamblea y las instancias
horizontales, donde la gran mayoría de los estudiantes tomemos las
decisiones y se puedan destituir los representantes en el momento que
veamos que no cumplió con los intereses colectivos de la asamblea.

---------------------

Organización para la lucha

Todos fuimos testigos del triste desenlace de las movilizaciones de los
estudiantes secundarios el 2006, donde miles de estudiantes ocupaban las
calles y los liceos, mientras un grupito de “dirigentes” se entregaba al
gobierno para la implementación del Consejo Asesor Presidencial, del que
posteriormente nacería la propuesta de la LGE. Y los universitarios sólo
se limitaban a llevarles comidas a los liceos mientras seguían yendo
normalmente a sus clases ¡como si esa lucha no les perteneciera!

Por otro lado, en las movilizaciones estudiantiles del 2008 en Santiago,
surgió una forma de organización que agrupaba tanto a estudiantes
secundarios como universitarios, llamada cordones estudiantiles, las
cuales resultan ser una herramienta muy útil para ir superando las
diferencias artificiales que los dueños del poder han creado entre estos
dos sectores para evitar que nos unamos y podamos golpearlos con mucha
mayor fuerza.

La principal gracia de esta organización es que se basa en la democracia
directa, es decir, privilegia la horizontalidad en la toma de decisiones y
por lo tanto es la asamblea el órgano máximo de decisión. En una
organización tradicional como un centro de alumnos, los estudiantes votan
una vez al año por una directiva que se encarga de “solucionar” todos los
problemas, ellos tienen el poder absoluto hasta el año siguiente donde
recién tienes la posibilidad de cambiarlo. En cambio con esta organización
no existen dirigentes, todas las decisiones se toman en asamblea y ésta a
su vez elige a uno o más voceros que lleven su propuesta a instancias de
coordinación mayores, además, estos voceros pueden ser cambiados en
cualquier momento cuando la asamblea lo determine y de esa forma se
termina de una vez por todas con las arrancadas de tarros y con las
negociaciones a puertas cerradas de dirigentes que responden a intereses
partidarios.

Este espacio nos da la posibilidad de posicionar temas de real importancia
como las prácticas mal pagadas o no pagadas, la democratización de los
espacios, cuestionar la educación de mercado y el sistema que hoy nos
rige. Esto es posible ya que al ser un espacio mucho más amplio nos
podemos dar cuenta que los problemas que tenemos los distintos sectores
son semejantes, y al enfrentarlos unidos podemos doblarle la mano al
gobierno y los empresarios, generando propuestas que solucionen el
problema de raíz.

A modo de término, invitamos a todos los estudiantes a formar y participar
en este tipo de orgánicas, pues es una instancia transversal donde existen
los mecanismos para evitar las maquinaciones políticas. Esto sin contar
que bajo estos organismos podríamos articularnos con trabajadores y
pobladores del territorio y romper claramente con el aislamiento de las
luchas. El capitalismo funciona de forma vertical, por lo cual siempre nos
impulsan a crear nuestros espacios de esa misma forma, o peor aún, nos dan
un espacio ya creado con presidentes y jefes, para poder controlarnos y
hacernos caer en falsos tratos, pero ya no más, organicémonos de tal
manera que no puedan manipularnos.

Si las organizaciones tradicionales nos limitan en la lucha. Dotémonos de
una organización para superarlas.

-----------------------

Practicas no remuneradas

Fabiola, una niña de 18 años, egresada del Liceo Marítimo, un
establecimiento técnico municipal, tuvo que hacer la práctica en diversas
empresas con las cuales este liceo tenía convenios.

Le pagaban 30 mil pesos mensuales y tubo que trabajar 640 horas. En
diciembre tubo que pagar los feriados y año nuevo, por lo que sólo recibió
21 mil pesos.
No todas las prácticas son pagadas, pues primero realizan las alternancias.
Las alternancias se hacen en tercero medio y son una especie de
pre-práctica dos veces por semana. Como no son oficialmente prácticas, no
hay obligación de pagar nada, y si faltan deben recuperar esos días,
terminado el periodo de su práctica o los fines de semana.

en la primera alternancia en el Santa Isabel me pagaron la micro, pero en
la otra no, trabajé gratis

Afirma que en las alternancias es muy fácil que la pasen a llevar, pues
los universitarios están en un nivel superior que los practicantes de
liceos técnicos, a pesar de que los últimos tienen que entregar informes y
ser evaluados.
Como todo en este sistema, el conocimiento aprendido en la práctica
depende de cada uno.
Al final la ley es que ahí tu tenis que sobrevivir, meterte por aquí, por
allá, hacer esto otro acá,, porque sino te dicen “anda a barrer”
 los
universitarios podían ayudar a los analistas, una tenía que hacer la pega
de ordenar, los gallos dejaban todo tirado. Tenía que llevar todo lo que
dejaban sucio a la cocina, éramos como los junior, esa es la diferencia,
pero, si uno se mueve lo logra. Yo pude hacer análisis.

En cuanto a la seguridad de sus prácticas, dice que el colegio tiene un
seguro, pero este se otorga sólo si pagan cuatro mensualidades más de la
matricula (del colegio). La matricula son $35.000 pesos y la mensualidad
$10.200 pesos. Es decir canceló más de 40 mil pesos para tener la
seguridad en el trabajo.
Como estudiaba elaboración industrial de alimentos, que corresponde al
control de calidad de las industrias, su trabajo la ponía constantemente
en riesgo. Por los elementos que manipulaba, y aunque la legislación
obliga ha utilizar delantal, cofia y mascarillas, no siempre se cumple.
Fabiola se quemó tres veces con óxido de sodio.
Ahí hacis toda la pega sucia que no hacen los analistas. Llegaban aguas
servidas de las industrias con caca hedionda y yo las tenía que separar en
botellas según el nombre del análisis y guardarlas en refrigeradores.

En conclusión, Fabiola no solo regaló su trabajo, tiempo y energías, sino
que estas prácticas significan una profunda desvalorización del
conocimiento técnico adquirido y de su vida pues, no había seguridad en
sus trabajos. Las relaciones de poder que se establecen son asimétricas,
que indican una suerte de acostumbramiento a la vida laboral que no
cuestiona las condiciones en que se desenvuelve. De este modo se conoce
desde el liceo, la indignidad del mundo del trabajo, cada vez más
precario, en un sistema donde la injusticia social es el pan de cada día.




More information about the A-infos-ca mailing list