(ca) [Chiapas] JBG de los Altos denuncia agresiones de paramilitares priístas

a-infos-ca at ainfos.ca a-infos-ca at ainfos.ca
Sat Nov 1 13:00:19 CET 2008


En días recientes, paramilitares priístas y cardenistas de Chenalhó han
agredido con armas de alto calibre a comunidades y campamentos de
desplazados en el municipio autónomo de San Pedro Polhó. La junta de buen
gobierno (JBG) Corazón céntrico de los zapatistas delante del mundo, de la
zona Altos, denunció que estos grupos, bien identificados, de manera
abierta hacen acopio de armas y amenazan con atacar la cabecera municipal
autónoma y los campamentos.

Hemos escuchado informaciones de que el 2 de noviembre, los paramilitares
van a tomar acciones no se sabe de qué tipo; hablan del mismo modo como
cuando la masacre de Acteal de 1997, sostiene la JBG en un comunicado que
presenta informes directos de las bases de apoyo del EZLN en diferentes
comunidades.

Aunque la hostilidad de estos paramilitares se ha manifestado de tiempo
atrás, el primer ataque alarmante ocurrió el 26 de septiembre, cuando
Fernando Luna Pérez, base de apoyo zapatista, manejaba en la carretera
rumbo a Pantelhó, y en el cerro Cantil los paramilitares le dispararon
con un arma de alto calibre.

El 29 de septiembre, a las 11 de la noche, a 400 metros del municipio
autónomo de Polhó hubo disparos, reporta la JBG. Al día siguiente, a las 7
de la noche, cerca del banco de grava (en Majomut) a unos 400 metros del
Campamento 2, miembros del Frente Cardenista, el señor Agustín Gómez
Pérez con sus dos hijos y el señor Lucio, de Tsanem’bolom, pertenecientes
a los grupos paramilitares que participaron en la matanza de Acteal,
ordenaron a otros paramilitares hacer cuatro disparos con la finalidad de
amenazar a los compañeros desplazados.

El 13 de octubre, un civil zapatista informó haber visto llegar 15 armas
de alto calibre en la colonia Yaxjemel (municipio oficial Chenalhó). El
día 17, otro zapatista informó que un grupo de paramilitares de Yaxjemel
intentaba atacar a las bases de apoyo del campamento 8 de Taki Uk’um.

Otros indígenas autónomos notificaron a la JBG que recientemente vieron,
a la una de la mañana, a tres paramilitares –Cándido Hernández
Pérez, Aurelio Arias Vásquez y José Hernández Áreas, originarios de
Yaxjemel– portando armas de alto calibre a unos 500 metros del campamento
8 de Taki’Uk’um.

Este mismo mes que concluye, en las comunidades priístas Tsanem’bolom,
Bajobeltik, Pechikil, Los Chorros, Puebla y Yaxjemel, los paramilitares
recibieron del presidente municipal de Chenalhó armas de fuego de alto
calibre. El edil las entregó en sus manos a los agentes municipales de
las comunidades antes mencionadas; él sabe de dónde han traído las armas
para atacar a las comunidades del municipio autónomo. La JBG advierte que
si pasa algo con los compañeros, responsabilizamos directamente al
presidente municipal de Chenalhó con sus grupos paramilitares, al gobierno
estatal y al federal.

El gobierno autónomo rebelde, con sede en el caracol de Oventic, considera
que todos los problemas que han venido atravesando el municipio y sus
comunidades, empezaron simplemente por la existencia de nuestra
organización zapatista, diferente de los partidos políticos. Muestra de
ello, abunda, es el desplazamiento de bases de apoyo desde 1997 hasta la
fecha porque no pertenecen al principal partido político que controla
dichos lugares, el PRI.

Todo lo que está sucediendo, denuncia la JBG, es apoyado y protegido por
el Ejército federal; dentro de las comunidades donde más existen las
amenazas está la presencia de campamentos militares, como Tsanem’bolom y
Majomut, entre otros.

Con qué derecho las personas afiliadas a los partidos políticos amenazan
con disparos a sus semejantes por pertenecer a una organización y no a un
partido como los de ellos, que solamente dividen, confunden a la gente y
provocan enfrentamientos entre hermanos de la misma comunidad. Se ve
claramente que los partidos políticos son los que provocan las divisiones
y enfrentamientos, y no como nos acusan, que la lucha zapatista es la que
provoca divisiones. Esto, mientras los diferentes niveles de autoridades
oficiales se lavan las manos.

Las comunidades amenazadas del municipio tzotzil de Polhó, junto con su
consejo autónomo, rechazan las actitudes prepotentes de las personas
afiliadas a los diferentes partidos políticos, principalmente del PRI y
de sus autoridades igual de prepotentes. La JBG condena enérgicamente
las conductas violentas e irrazonables del mal gobierno a través de sus
paramilitares, sus autoridades de la comunidad, municipal, estatal y
federal.

El gobierno zapatista autónomo de los Altos puntualiza: No podemos
quedarnos callados porque es nuestro deber y obligación denunciar todo
tipo de injusticias, amenazas y violaciones a los derechos humanos a
cualquier de persona, sin importar la organización a la que pertenezca.

Hermann Bellinghausen
"La Jornada", sábado 1 de noviembre de 2008.




More information about the A-infos-ca mailing list