(ca) Llamado Internacional: ¡Detener el Genocidio! [pt, en, gr]

a-infos-ca at ainfos.ca a-infos-ca at ainfos.ca
Mon Jul 31 00:41:03 CEST 2006


¡No hay excusas para la Masacre de Civiles!

Sabemos que no hay peor enemigo para los pueblos que el imperialismo de
los EEUU y su gobierno. Sin embargo, no están solos: hay demasiados
Estados cómplices de los crímenes de guerra Sionistas, en esta pretendida
campaña para “liberar a los rehenes presos”.

Las fuerzas que dominan los órganos de comunicación social, como siempre,
presentan al Estado de Israel como víctima que se tiene que defender de
los terroristas de Hezbolah o de Hamas.

Esta posición no se debe a ninguna clase de simpatía por la población
civil israelita. Mas bien, es por simpatía con el poder Sionista, que está
interesado en pasar al frente, está interesado en una guerra, como en el
‘82.

Esta vez, porque no ha conseguido impedir la legitimación internacional
del gobierno de la Autoridad Palestina, que persiste en no ceder ante
cuestiones de principios como la cuestión de los territorios ocupados
desde 1967 o la expulsión de los palestinos, con apropiación de casas y de
tierras desde 1948, cosa que ocurrió en lo sucesivo tras cada guerra o
crisis, que ha llevado a la formación de una “diáspora” palestina.

La posición oficial árabe continúa siendo que, para que haya una paz
duradera en la región, Israel debe aceptar la devolución plena de los
territorios ocupados desde 1967, sin colonias, y consagrando el derecho al
retorno e indemnización en aquellos casos en que el retorno no sea posible
para los palestinos o sus descendientes que hayan sido expulsados o
forzados a exiliarse a consecuencia de las persecuciones de que fueron
víctimas.

Como, diplomáticamente, la posición de Olmert se halla cada vez más
aislada, la única salida posible (aparte de la obvia, que es que el Estado
de Israel se ajuste al derecho internacional y acate las resoluciones de
la ONU!) para él y para su pandilla Sionista, es provocar una guerra que
desencadene, como reflejo por parte de su amigo Bush, que éste “corra en
auxilio del aliado en dificultades”, neutralizando a aquellos partidarios
de una solución negociada, tanto dentro como fuera del país.

El montaje de este pseudo-respuesta militar, supuestamente para “liberar”
a los rehenes (cosa que no se resuelve arriesgando la vida de estos mismos
rehenes por la fuerza militar, sino que con negociaciones entre las
partes), esclarece su función de mero pretexto para planes desde hace ya
largos años madurados en secreto en los gabinetes de planificación
militar.

Los ataques a Beirut, Tiro, etc., sólo causarán destrucción y muerte entre
los civiles. La pretensión del Estado Mayor israelita de que ha afectado
seriamente a la estructura político-militar de Hezbollah no pasa de ser
una más entre muchas mentiras que, repetidas cientos de veces, acaban por
terminar siendo consideradas verdades.

Los misiles Katyushka no pueden ser disparados sin que sea inmediatamente
localizado su punto de lanzamiento por los satélites espías de los EEUU,
que transmiten inmediatamente estos datos al Estado-Mayor israelita. Que
los ataques con esta clase de misiles por parte de Hezbollah hayan
continuado durante 10 días, sin ser silenciados de inmediato, demuestra
irrefutablemente que el objetivo de los Sionistas en esta guerra no es
salvar las vidas civiles en su propio país, sino por el contrario,
utilizar esos ataques para “justificar” todos sus crímenes de guerra y una
ocupación prolongada de una parte de el Líbano. Es la mayor barbarie que
se pueda imaginar.

El poder en Israel, en manos de la jerarquía militar Sionista, acostumbra
a usar diversas estratagemas para provocar inevitablemente reacciones de
las otras partes. La crisis presente fue desencadenada en Junio con el
rapto de dos civiles palestinos por parte del ejército israelí, seguido
por el rapto de un soldado israelita, que, al contrario de los primeros
secuestros, fue ampliamente difundido por los medios de comunicación. Les
siguieron incursiones del ejército Sionista destinadas a matar a los
miembros dirigentes de Hamas y a destruir la infraestructura de la
Autoridad Palestina en la Franja de Gaza, volviendo así completamente
imposible a Hamas el mantener la tregua unilateral que había decretado
desde las elecciones en que salió victorioso y que duró cerca de 17 meses.

Recordemos que Sharon utilizó la misma táctica, cuando echó por tierra los
esfuerzos de paz, yendo a provocar la ira de los palestinos y del mundo
árabe al pasearse por la “explanada de las mezquitas”, considerado un
lugar sagrado para el Islam, provocando así la segunda Intifada.

Quien detenta el verdadero poder no es Olmert: es la casta de los
generales. Los políticos civiles, de “izquierda” o de derecha, son meros
figurines o marionetas que siguen instrucciones de esos detentadores del
poder militar, la verdadera base del Sionismo.

La aprobación explícita de esta carnicería por parte de los EEUU, con la
UE siguiendo vergonzosamente su ejemplo, se manifiesta de forma clara y
cristalina por voz de Condolezza Rice, cuando esta se opone, el viernes 21
de Julio, a un cese de fuego inmediato. Ahora, como sabemos, sólo los EEUU
están en condiciones de impedir que la máquina de guerra Sionista continúe
masacrando civiles en el Líbano, con el pretexto completamente delirante
de que están destruyendo las “bases de Hezbollah”.

¿Cuáles son los objetivos de las amos norteamericanos de los Sionistas?

• Distraer de la derrota de la invasión de Irak, cada día que pasa más
profunda y de la cual no habrá medios para que los EEUU salgan con la
“cabeza erguida”.
• Obtener un pretexto para atacar a Irán, por el momento el gran enemigo
de la hegemonía total sobre Medio Oriente, a lo que el imperio de Bush no
ha renunciado, pese a que las cosas no vayan bien en Afganistán o Irak.
• Reforzar el campo del más reaccionario militarismo en el Estado Sionista
de Israel, tornando más improbable que se alcance una paz duradera con los
palestinos y con el mundo árabe. De hecho, los EEUU requieren de un Israel
expansionista, capaz de servir de puesto de avanzada de sus intereses
estratégicos en Medio Oriente. Un Estado de Israel comprometido con una
política de paz y de relaciones normales con sus vecinos, no le interesan
ni a Bush ni a los intereses que él representa.

Adicionalmente, los EEUU muestran, una vez más, que son exclusivamente
ellos quienes deciden el “nuevo orden mundial”, dando a la ONU, a Rusia y
a la UE un papel meramente decorativo, en lo que concierne al desarrollo
de una solución que se perfile para la cuestión palestina.

La única posibilidad de impedir que este conflicto se propague, con
gravísimas repercusiones en términos de las pérdidas de vidas, de
destrucción de infraestructura en países pobres, de profundización de la
inestabilidad en los diversos países de la región y del más que previsible
aumento de actos de venganza ciegos sobre poblaciones civiles, es la
movilización unida desde la base, de todos los trabajadores, de toda la
izquierda europea y mundial, para hacer barrera a una AVENTURA BELICISTA
por parte de una fuerza supra estatal de intervención, liderada por los
EEUU, que iría a “hacer la guerra al terrorismo”, supuestamente, en nombre
de los valores de la “democracia y la libertad”, pero que en realidad,
sería para garantizar el lucro de los fabricantes de armamentos, de los
grandes imperios petroleros, los principales beneficiados con el aumento
de los precios del petróleo, y para permitir la continuación de la
destrucción sistemática de todas las conquistas sociales y políticas de la
clase trabajadora, una masa crecientemente explotada por el gran Capital.

Primeros suscriptores del Llamado: António Alves, Daniel Silva, Flávio
Gonçalves, Fernando Martins, Manuel Baptista, Miguel Negrão, Pedro Alves,
Pier Francesco Zarcone

Por favor, hacer llegar adhesiones para iniciar un movimiento de opinión y
de intervención política, con sus nombres y sus correos electrónicos a:
luta_social at sapo.pt

http://luta-social.blogspot.com/





More information about the A-infos-ca mailing list