(ca) 19 De Julio , 1936-2006: explotados contra explotadores. La lucha co ntin continúa

a-infos-ca at ainfos.ca a-infos-ca at ainfos.ca
Tue Jul 18 01:21:17 CEST 2006


cgt-pv
Lunes 17 de julio del 2006.

“La libertad no descenderá hasta el pueblo, es el pueblo quien debe
ascender hacia la libertad”. Emma Goldman.

El miércoles 19 de julio de 2006 se cumplirán 70 años del levantamiento en
armas de los trabajadores en respuesta al levantamiento militar del 18 de
Julio por parte del ejército y las fuerzas reaccionarias -iglesia,
burguesía, caciques...: era el comienzo de la guerra civil y, lo más
importante, el comienzo de una revolución libertaria que conmovió al
mundo, ideada, iniciada y conducida por los trabajadores, y que alcanzó la
más alta y completa de las consecuciones ideales basadas en el socialismo
que jamás se haya conseguido: democracia popular, autogestión obrera,
campesina y miliciana, unión de las organizaciones sindicales para
transformar la economía, educación integral del pueblo y desde el pueblo e
infinidad de transformaciones culturales y de corte humano que nunca
pudieron ser frenadas... Nunca se ha repetido nada parecido, a pesar de la
derrota final.


 Desde el Sindicato de Transportes, Comunicaciones y Mar de la CGT
valenciana nos es necesario recordar y rescatar aquellos hechos. Porque a
partir del 19 de julio de 1936, los trabajadores y trabajadoras, por
iniciativa propia, iniciaron el proceso de colectivización de todas las
industrias, especialmente en el sector del transporte por carretera, el
de los trenes, autocares y tranvías, en el de los puertos, que fueron
autogestionados por iniciativa de los trabajadores mismos, creándose
nuevas y mejores redes de distribución para abastecer de comida y ropa a
milicianos de los frentes y a los pueblos y ciudades mas castigados por
la vorágine fascista-militar, para aumentar y propiciar la exportación de
frutos y materias primas al extranjero y mantener a flote la economía de
la República, para dar normalidad a las comunicaciones y al transporte de
personas y objetos de todo tipo.

Desde ideas que eran perseguidas en otros países por otras organizaciones
de izquierdas autoritarias, desde principios anarquistas combinados con
las estrategias e intenciones del sindicalismo revolucionario acuñado en
Amiens (Francia), esta lucha por la autogestión llevada a la práctica,
esta colectivización y socialización, demostraron al mundo que los
trabajadores, sin intermediarios ni burócratas, sin élites dirigentes, sin
control policial, podrían transformar la sociedad en cualquier momento y
lugar con sólo quererlo, mejorándola en calidad y productividad. Y era
también la respuesta a una Guerra de Clases que se había desatado mucho
antes del año 36: era la guerra contra el abuso, contra la miseria y
contra la ignorancia, contra la explotación del hombre por el hombre, una
situación que, a pesar de los evidentes avances, perdura aún hoy.

Este sistema de autogestión económica y social iniciado a partir del 19 de
julio de 1936, tuvo tantas repercusiones internacionales, que ha sido
ejemplo a estudiar y comparar por muchos otros movimientos de tipo
político-social hasta la actualidad. Baste recordar los últimos ejemplos
en la Argentina de la bancarrota y el “corralito”, con movimientos como el
de las fábricas “recuperadas” o FASINPAT (Fábricas sin Patrón)... que
continúan en marcha a pesar de todos los contratiempos.

70 Años después, como cada mes de julio, es necesario romper el silencio
del olvido, y hacer un ejercicio de memoria para la historia obrera de
este país, una memoria que pertenece al pueblo y que, en todo momento,
intentan silenciar, trampear y deformar... Hoy, los trabajadores y
trabajadoras de la Confederación General del Trabajo seguimos
reivindicando la autodefensa de los trabajadores y la búsqueda de caminos
que conduzcan al cese de la explotación y de la opresión, que allanen el
camino hacia una nueva sociedad... Porque aún es necesario seguir
denunciando la injusticia de los salarios insuficientes, porque aún
debemos plantar cara a una visión reaccionaria de las relaciones
laborales, porque los derechos de los trabajadores siguen siendo
pisoteados, porque los trabajadores siguen muriendo para enriquecer a unos
pocos, porque nada ha cambiado y todo permanece... En esto consiste la
Revolución cotidiana anarcosindicalista, y lo hemos aprendido de aquellos
obreros de mirada soñadora y conducta ética... en luchar desde nuestros
puestos de trabajo, desde nuestras ciudades y barrios para frenar todo
tipo de injusticias. En esto estamos y hacia ello vamos.

Siempre con los explotados, nunca con los explotadores.

Secretaria de Comunicación Sindicato de transportes comunicación y mar de
CGT-Valencia





More information about the A-infos-ca mailing list