(ca) cgt andalucia: ¿Excelencia Sindical?

a-infos-ca en ainfos.ca a-infos-ca en ainfos.ca
Vie Ago 31 08:34:03 CEST 2018


La UGT nos sorprende esta semana en su boletín de noticias con una que titula: "El diálogo 
social en Telefónica: Caso de estudio en Europa", en ella saca pecho de su excelente labor 
sindical en nuestra compañía. ---- En el artículo agradecen humildemente a Telefónica el 
reconocimiento a su modelo de interlocución basado en los conceptos de diálogo social, 
negociación y consenso y destacan que han sido seleccionados en el proyecto Dress Code for 
MNC, una iniciativa financiada por la Comisión Europea (Dirección de Empleo, Asuntos 
Sociales e Inclusión) que busca localizar, compartir y publicitar aquellas prácticas en 
relaciones empresariales y sindicales para afrontar los retos que esperan al mercado de 
trabajo europeo.
Destacan el "Diálogo Fluido" en un entorno de continuo cambio digital como el que se 
desarrolla en nuestro campo de la telefonía y las telecomunicaciones, para que la 
adaptación "se efectúe de forma no traumática, respetando los derechos de los 
trabajadores, mejorando sus remuneraciones, rebajando su jornada de trabajo y aumentando 
sus opciones para conciliar la vida laboral y personal..."

Las claves, dicen, por un lado la capacidad y el esfuerzo de las trabajadoras y 
trabajadores de Telefónica para adaptarse (menos mal que se nos menciona), por otro "la 
capacidad de ambas partes de alcanzar acuerdos para reducir progresivamente el volumen de 
plantilla, con medidas no traumáticas de carácter colectivo, soportadas en acuerdos en 
donde la voluntariedad, universalidad y no discriminaciones han sido, son y serán ejes 
imprescindibles para soslayar y evitar las sucesivas reformas laborales, que tanto daño 
han hecho en términos de unilateralidad empresarial de los despidos, la masiva pérdida de 
empleo digno y un indigno abaratamiento del despido en España."

No es de extrañar, con este grado de complacencia, que este sindicato olvide las 
consecuencias de lo que denominan "reducir el volumen de la plantilla". Desde que allá por 
los años 1.990 nuestra empresa dejó de estar participada por el estado gracias a la labor 
privatizadora del PPSOE, la realidad del sector de las telecomunicaciones ha sido la 
contínua desregulación de las condiciones laborales.

Gracias a la aparición y prolongación de las cadenas de subcontratatción (empresas, 
subempresas y falsos autónomos) el trabajo se ha precarizado con la consiguiente pérdida 
de derechos laborales: peores salarios (más intermediarios empresariales mas salario se 
queda en el camino), la implementación del trabajo a destajo para el aumento de la 
productividad (empresas más pequeñas menos derechos laborales por la menor repercusión de 
la representación social) y, por tanto, aumento de la siniestralidad -goteo de muertes por 
caída de postes- y del presentismo -lo contrario del absentismo- para ir enfermo a trabajar.

También, evidentemente, dentro de nuestra empresa influye la precariedad externa. El mundo 
laboral son vasos comunicantes y las tendencias afectan, en mayor o menor medida, a las 
condiciones de los colindantes. Cuando las condiciones en el exterior cada día son peores 
se hace inevitable que surja la comparación y el conformismo frente a tanta precariedad.

Por eso la reforma laboral habilitó un nuevo tipo de convenios, los de Empresas 
Vinculadas, que, en el caso de Telefónica, sirvió recientemente para que tres empresas del 
grupo: T-Soluciones, TME y TdE homogeneizaran a la baja sus condiciones laborales.

La desregulación de los turnos y horarios, consecuencia de la mala planificación de la 
reducción de plantilla ha facilitado la implantación de jornadas partidas allá donde nunca 
las hubo (o jornadas inventadas por RRHH no negociadas), y en el caso de los turnos la 
maquiavélica disponibilidad que te impide diferencias cual es tu estado laboral: activo o 
pasivo por lo delgadez de la línea que los separa.

Esa misma falta de planificación ha provocado desequilibrios contínuos en la carga de 
trabajo, encontrándonos departamentos donde las exigencias han provocado ámbientes de 
trabajo irrespirables y perfiles de jefaturas tóxicas por las que, detectadas o no, el 
nivel de riesgos psicosociales se ha disparado, léase por ejemplo área de comercial, donde 
la gente enferma por ir a trabajar.

Nos queda mucho trabajo por hacer, de concienciación de clase trabajadora y de reclamación 
de derechos laborales pérdidos que conseguimos en nuestros puestos de trabajo y en la 
calle con mil y una jornada de protesta. Sabemos que por ese modelo sindical no vamos a 
ser felicitados por la patronal, y si lo hiciera nos deberíamos de dar cuenta de que el 
camino elegido era el equivocado.

https://www.cgtandalucia.org/blog/6691-excelencia-sindical.html


Más información sobre la lista de distribución A-infos-ca