(ca) Catalunia, embat: La fuerza de los barrios. (en)

a-infos-ca en ainfos.ca a-infos-ca en ainfos.ca
Dom Jul 2 07:24:14 CEST 2017


Artículo del compañero Iru Moner, militante de Embat y miembro de la Asociación Vecinal 
Asamblea de Vallcarca,  publicado en la revista Calle , núm. 144 de junio de 2017, de la 
FAVB,  Federación de Asociaciones de Vecinas y Vecinos de Barcelona . ---- Muchas son las 
luchas que nuestros abuelos y abuelas, padres y madres ganaron para estar donde estamos 
ahora. Desde el franquismo hasta pasada la transición las organizaciones vecinales fueron 
punta de lanza para conseguir mejoras, como la pavimentación o el alcantarillado de 
algunos barrios, hasta los equipamientos necesarios como escuelas, hospitales o centros de 
atención primaria. Y hoy en día muchas son las luchas que tendremos que ganar para 
mantener una vida digna en nuestros barrios.

El movimiento vecinal de Barcelona es un bien común que a menudo no sabemos apreciar . 
Gracias a él muchos de nosotros hemos crecido felices y sanos en barrios populares y en 
una ciudad medianamente cohesionada. Muchos países ni siquiera conocen lo que es el 
movimiento vecinal, simplemente no tienen, no existe. Aquí podemos disfrutar de esta 
herramienta de defensa de los vecinos, herramienta que equilibra la balanza de los 
intereses económicos y la de los habitantes de la ciudad.

Ante los cambios económicos y sociales que están sufriendo las capitales europeas y en 
general las metrópolis mundiales, en Barcelona tenemos el deber y la capacidad de ser 
ejemplo mundial en el retroceso de las políticas y procesos antisociales que la economía 
globalizada impone. Son los procesos de privatización y acaparamiento del espacio público 
para usos comerciales, en detrimento de la cohesión social y la calidad de vida. Son los 
procesos de gentrificación y de elitización que están sufriendo muchos barrios debido al 
uso masivo del parque de vivienda por parte del turismo y la inversión inmobiliaria, que 
ha llevado la capital catalana a ser punto de referencia de los inversores con siete de 
beneficio. Y por otro lado tenemos la precariedad laboral que sufre la mayoría de la gente 
joven y no tan joven, a causa de una economía basada en el trabajo poco cualificado y de 
temporada que a menudo va ligado al sector servicios y la hostelería. El problema es que 
los puestos de trabajo, divididos, subcontratados y terciarizados, ya no son el epicentro 
de la socialización y organización de las luchas. Hoy día son los barrios los que han de 
cumplir esta función.

Portada de la Calle de junio de 2017

Muchos jóvenes no se sienten identificados con las asociaciones vecinales , quizás es 
debido al lenguaje o quizás es por la barrera generacional que no hemos sabido romper, o 
tal vez es porque no se tratan de forma directa las problemáticas que los afectan, el 
trabajo precario, el encarecimiento de la vivienda y la falta de arraigo comunitario.

Estos son los problemas que deberíamos tomar como prioridades, si no queremos que en un 
futuro no muy lejano en Barcelona sólo vivan ricos, turistas y algunos privilegiados que 
hayan podido mantener su casa en la jungla del capital. Tratar estos temas es lo que puede 
hacer que cada día más jóvenes nos acercamos a las asociaciones de vecinos.

Es por eso que tenemos que dotar de conocimiento, herramientas e infraestructuras el 
movimiento vecinal, compartirlas y adaptarlas según las necesidades y el momento.

Quien mejor que nosotros conoce el entorno, quien mejor que nosotros puede detectar las 
necesidades y carencias de la gente de nuestro barrio. Quien mejor que nosotros puede 
buscar y proponer soluciones .

Llevamos casi una década de recortes y reducción de los servicios básicos, de pérdida de 
derechos laborales y poder adquisitivo, y lo que es peor, décadas de aislamiento social e 
individualismo, que han minado el tejido asociativo del que gozaba Barcelona. Es hora de 
volver a tejer lazos entre el vecindario para poder enfrentarnos al proyecto social y 
económico que las élites están imponiendo en Barcelona. Necesitamos de nuevo todo el 
empuje para reconquistar la ciudad y transformarla en un proyecto popular, donde las 
necesidades y el bienestar de las personas sea el eje vertebrador.

En el barrio de Vallcarca nos estamos dando cuenta de que si gran parte del vecindario 
estamos unidos y organizados, somos capaces de mucho. Imagínese toda una ciudad.

La Calle, versión digital:  http://www.favb.cat/carrer
El artículo en la versión digital de la Calle:  http://www.favb.cat/articlescarrer/...
La Calle 144, de junio de 2017, en pdf:  http://www.favb.cat/carrer/.......

Web de la Asamblea de Vallcarca:  https://assembleadevallcarca.wordpress.com/

http://embat.info/la-forca-dels-barris/


Más información sobre la lista de distribución A-infos-ca