(ca) Tierra y Libertad #326 - Muere un juglar

a-infos-ca at ainfos.ca a-infos-ca at ainfos.ca
Sun Sep 27 14:14:58 CEST 2015


Se nos ha muerto Javier Krahe, o lo que es lo mismo, se nos ha muerto una parte de 
nuestras vidas. Muchos crecimos y enriquecimos nuestra conciencia con sus canciones 
cargadas de irreverencia, sarcasmo e ironía. A diferencia de otros muchos instalados en el 
drama permanente, el humor era su seña de identidad a la hora de enfrentarse igualmente a 
la odiosa realidad del poder y sus vasallos. Y aprendimos su efectividad con la censura 
por TVE en 1986 de aquella valiente obra de arte llamada Cuervo Ingenuo.
Javier ha estado especialmente cerca, no solo por su obra, alguna de cuyas canciones 
incluso me he atrevido a destrozar con la guitarra, por ejemplo esa gran declaración de 
ateísmo que es El Cromosoma, sino también por su predisposición a tocar en eventos del 
movimiento libertario, demostrando una afinidad más que evidente. El Ateneo de Villaverde 
o el teatro donde se celebró el recital de cantautores para conmemorar el centenario de la 
CNT, fueron algunos de los escenarios donde alzó la voz acompañado de sus incondicionales 
músicos para apoyar la lucha antiautoritaria.

El componente hedonista de su mensaje se puede ver igualmente como una reivindicación 
esencialmente política. Porque no se trataba de un falso individualismo miope ni de una 
oda al consumismo sino, todo lo contrario, de celebrar nuestra naturaleza y nuestra 
libertad entre iguales chocando así irremediablemente con los papeles que nos tienen 
designados quienes planifican nuestras vidas. No es casualidad por tanto ni una ocurrencia 
de última hora que junto a su último disco regalase el libro El Derecho a la Pereza, de 
Paul Lafarge.

Desde luego su posición ante la vida no pasó desapercibida para los defensores de la 
muerte. Desde el año 2004 se vio acusado de los mismos cargos que el arzobispado de Toledo 
dirigió contra mí en 2008. En mi caso, hablar de los crímenes históricos del cristianismo 
en general y el catolicismo en particular. En el suyo, ser entrevistado en televisión 
mientras ponían de fondo un vídeo humorístico titulado "Sobre la Cristofagia". También Leo 
Bassi se enfrentó, además de a un atentado, a alguna querella basada en los artículos del 
código penal utilizados por los nuevos cruzados contra ambos (Artículos 510, "Provocación 
para la Discriminación", y 525 "Escarnio de los Sentimientos Religiosos"). Mi afán de 
compartir mi defensa jurídica por si facilitase la suya hizo surgir la posibilidad de 
hablar con Javier en un bar de la calle del Pez, en Madrid, durante más de una hora. Nunca 
estaré lo suficientemente agradecido a la Iglesia por darme la oportunidad de haber 
charlado con este hombre a quien siempre aprecié tanto en lo que hacía como en su actitud 
vital.

Su aroma quedará entre nosotros, más fuerte que el de las flores que saldrán por su 
cabeza, como decía la canción, porque en su legado artístico hay dardos certeros contra el 
poder y la necedad que promueve para hacernos esclavos. Siempre en la memoria, compañero.

Julio Reyero

http://www.nodo50.org/tierraylibertad/326articulo9.html


More information about the A-infos-ca mailing list