(ca) [Uruguay] 1° de Mayo de 2010 - Montevideo

a-infos-ca at ainfos.ca a-infos-ca at ainfos.ca
Thu May 6 12:57:51 CEST 2010


Se acercaba la fecha del 1º de Mayo. Los Ateneos de la Regional Oeste: Cerro, Carlos
Molina de La Teja y Colón, convocan a organizaciones sociales a los efectos de
coordinar la Marcha. Allí se considerarán las consignas prioritarias de acuerdo a la
coyuntura político-social existente y los temas generales que serán leídos en los
dos actos que la Columna realiza estos últimos años: en la Plaza de los Mártires de
la industria frigorífica y la Plaza 25 de Mayo donde hay un recordatorio para los
compañeros de la zona asesinados y "desparecidos" durante la dictadura. Sería la
Marcha Nº 27, heredera de una vieja tradición clasista y combativa de estos barrios
obreros. Barrios que protagonizaron innumerables luchas durante más de un siglo
quedando muchas de ellas en el imaginario popular, ya como dato, ya como leyenda.

El nuevo gobierno "progresista" ha puesto el acento en una cercanía con el Ejército
tratando de iniciar un tránsito de olvido de las atrocidades cometidas por él:
represión generalizada contra la población, violaciones de mujeres detenidas,
secuestro de niños, asesinatos de militantes y "desapariciones". Y para los pocos
presos, que lo están en una cárcel VIP montada sólo para ellos, que fueron el rostro
más visible del terrorismo de Estado, ha lanzado la idea de prisión domiciliaria por
ser "viejitos", vale decir tener cerca o más de 70 años. Envolviendo episodios como
estos se encuentra una intención: ir borrando memoria histórica, justamente sobre
esos episodios donde aparece el sistema tal cual es sin los disfraces instituciones
de su vida regular como estructura de poder dominante. De ahí que la consigna que se
prioriza para el cartel que encabezará la marcha será: Ni olvido ni perdón.

La noche del día 30, se concentraran en el Ateneo del Cerro cierta cantidad de
compañeros, arreglan pancartas, ven detalles y esperan en charla fraternal el día
siguiente para desde allí, junto con el carro parlante, partir hacia la Curva de
Grecia que es el lugar de arranque de la Marcha. En la madrugada del día 29 asesinan
a un trabajador, chofer de taxímetro, y como tiene resuelto todo el gremio del
transporte, ya al mediodía del 30 hay paro general de tal gremio. Algunos habitúes a
las noches previas al 1º en el Ateneo esta vez no pueden concurrir, no tienen medios
y la distancia que los separa es considerable. Hay que guardar energías para el día
siguiente. Esperarán a la Columna durante su trayecto.

-"Son las doce"- dice una compañera en la puerta del Ateneo del Cerro a los que se
encuentran en la puerta y vereda. Significa que es hora de partir hacia el lugar de
convocatoria, unas 8 cuadras. Ya el carro parlante está en la puerta y se escuchan
las consignas grabadas para todo el trayecto así como los himnos obreros escogidos.

A las doce y media, ya en la Curva de Grecia, se toma toda la calle con las
pancartas de organizaciones sociales al frente. Adelante el carro parlante
convocando a sumarse y comunicando el sentido de la Marcha. Se llega a la Plaza
Mártires de la industria frigorífica y se hace la primer parada, allí dirá unas
palabras un compañero Metalúgico de la Agrupación Wellington Galarza, Fabio,
compañero de Agrupación y gremio del querido Pinocho que no hace mucho nos
entristeció profundamente con su muerte. Va a continuación el breve discurso que
allí se dijera.

"Trabajadores, vecinos, compañeros del Cerro, nuevamente un 1º de mayo nos convoca,
nuevamente partimos desde nuestra barriada al acto de los trabajadores no sin antes
detenernos unos breves minutos a rendir justo y sentido homenaje a los mártires de
la industria frigorífica, todo un emblema de lucha y compromiso. A aquellos que
junto a otros trabajadores y vecinos fueron marcando un camino de dignidad y
solidaridad que nosotros debemos cuidar de continuar forjando.

Y es en ese continuo forjar el camino de los de abajo que vimos siempre a un
entrañable compañero que hoy nos falta. Hoy queremos dedicar esta parada y estas
palabras, a su compañera, a sus hijos, y a él, desde nos esté mirando.

Es difícil hablar del Pino, las palabras que suelen usarse se hacen arena en la boca
cuando nos topamos con su reciente imagen joven, cercana. Su muerte temprana nos
provoca un sentimiento de rebeldía, de difícil resignación.

Humilde, desde su modestia fue para tantos compañeros metalúrgicos referente de
dignidad y fortaleza a la hora de defender los derechos y las conquistas frente a
las patronales. Solidario y fraternal en el trato cotidiano arrimó el hombro
siempre, compañero del Ateneo del Cerro no dejó nunca de luchar por un mundo mejor,
justo, posible.

Al Pino no los arrebató la muerte, en nosotros está mantener vivo todo lo bueno que
nos dejó.

Salú Pinocho
Salúd Mártires de la Carne: salú Spala, salú Muñoz, salú Motta, salú Paleo.
Salú Martires de Chicago
Salú 1º de mayo
Salú Cerro
Arriba los que luchan"

La Marcha sigue su camino. Algunos vehículos con sus bocinas saludan al pasar.
Flamean pancartas y banderas que manos obreras portan y se escucha por momentos
consignas que cuestionan la política del gobierno y otras que reafirman posiciones
de lucha consecuente y a fondo.

Antes de llegar a la Plaza 25 de Mayo hay un par de incidentes, de poca relevancia,
automovilistas que quieren pasar cortando la Marcha. Los coches son rodeados y el
chofer exhortado a que se quede quieto hasta que pase la gente. Sin alternativo los
impacientes conductores aguardan o reculan y toman por otra calle. Esto no produce
alteración de ninguna importancia. Así se llega a la parada para el segundo acto. Es
La Teja y ya se ha sumado otro contingente de personas que seguirán hacia el acto
central.

En esta oportunidad habla por la Columna el compañero del Ateneo del Cerro, Sebastián.

"Compañeros trabajadores, desocupados, jubilados, estudiantes, comerciantes.
Vecinos. Un 1º de mayo más nos encuentra juntos, unidos en esta columna que es
expresión de resistencia y de lucha. Que expresa reivindicaciones, propuestas y
alternativas sociales, anhelos de un futuro mejor, posible para la clase
trabajadora.

El barrio, la región y el mundo en que vivimos siguen sufriendo el desarrollo brutal
de un capitalismo salvaje que día a día se cobra más vidas de diferentes formas. Las
condiciones de los trabajadores del mundo no han variado en demasía con aquellas por
las cuales eran asesinados los mártires de Chicago, por lo contrario en la carrera
loca por aumentar las riquezas de unos pocos poderosos se está explotando más que
nunca a los trabajadores y destruyendo el planeta. En ese sentido vemos la
sobreexplotación de los bienes naturales en beneficio de los de arriba, esos que
viven y hacen sin creer tener que rendir cuenta acerca del agua, el gas, el
petróleo, el aire del que hacen uso y abuso; ellos lo contaminan, lo extinguen,
aquello que es de todos lo lapidan, lo comercian, lo manipulan estratégicamente
incrementando su riqueza y poderío en detrimento de la mayoría de la población. Así
están las botnias, ences, las mineras, las multinacionales que fijan sus objetivos,
saquean y se van
. En un círculo vicioso los gobiernos hablan de inversiones, de
trabajo para la gente y la clase trabajadora se ve prácticamente obligada a la
aceptación de cualquier proyecto, así signifique que sean trabajos a término,
precarios, así signifique que las terciarizaciones sean las vedettes de las
patronales que no responden ante ningún compromiso. Así sepamos que con algunos de
estos emprendimientos se perjudican muchos otros, dejando gente en la calle, y a la
larga se inutilicen y destruyan bienes naturales que son de todos.

Que la tierra y todos los recursos sean por y para quienes la trabajan, que no se
admitan inversiones que lo único que hacen es saquear los pueblos exprimiendo
trabajadores y bienes naturales.

Hoy como ayer la lucha que damos debe estar centrada en arrancar conquistas, mejoras
para la clase, debemos abrazar y redoblar esfuerzos para con los conflictos del
barrio, expresar nuestra solidaridad y adhesión, movilizarnos desde nuestras
organizaciones sociales y sindicales levantando las banderas de independencia de
clase y lucha. Nuestros barrios hijos de tantas justas luchas, expresión de
resistencia y dignidad obrera han sido y son un ejemplo que nos impide entregarnos y
olvidar que de arriba sólo cae agua, y que sólo un pueblo organizado y en lucha va
arrancar mejoras.

Los más jóvenes sufren las pocas perspectivas de un sistema que genera exclusión y
pobreza a su paso. La educación con sus problemas estructurales que reflejan la
crisis de un sistema que quiere perpetuarse a la vez que mantener intacto el mundo
de los privilegios. En ese sentido escuchamos las denuncias de los docentes del
barrio que siguen denunciando magros salarios, falta de recursos humanos en la
educación, tratando de plantear el tema de que no solo con tecnología se van a
lograr cambios, que hay que apostar a la calidad. Y esa es una pata problemática, la
falta de empleo para los jóvenes o el subempleo precario y mal pago son otras.
Muchas veces la desocupación, la exclusión de la educación, lo que genera este
sistema promueve y alienta mecanismos que llevan a la alienación y destrucción; ahí
esta el flagelo de la pasta base golpeando nuestras familias. No es posible pensar
en este tema como algo personal, aislado, tenemos que verlo como algo más global,
cuestionarnos por qué es consumida por los pobres no sólo de nuestro país si no de
muchos otros, por qué circula tan libremente a los ojos de todos. Esta droga se
convierte en una forma de eliminación de muchos de nuestros jóvenes, es uno de los
caminos, así como la cárcel, de exterminio. Las cárceles, la pasta base y el sistema
represivo son alternativa a una crisis social que parece empeorar lejos de
disminuir. Y son patas de nuestra realidad, lo vivimos a diario, por más que los
medios lo manejen de manera que parezca una película de buenos y malos, "chorros" y
"drogadictos" ejes del mal y policía de condecoración, sabemos de primera mano que
eso no es así.

Sabemos que este año estamos de duelo por Santiago, un niño de dos años que la
policía mató cuando al conducir a alta velocidad, borrachos, por las calles del
Cerro lo atropellaron, a él y a su papá. Los vio la barriada preocupados por
esconder botellas y ver si ellos mismos estaban bien, sin ayudar a los vecinos que
intentaban rescatar a Santiago de debajo de la camioneta policial. No vamos a
olvidarlo ni a perdonarlo. Sabemos que tuvieron al barrio Marconi en estado de
sitio, baleando casas indiscriminadamente, prepoteando y deteniendo vecinos cuando
iban y venían de trabajar, que los jóvenes estaban prohibidos. Y todo eso pasó hasta
que los vecinos salieron a reclamar sus derechos hartos de tanta impunidad. Sabemos
de detenciones en comisarías donde no han faltado las golpizas. Y sabemos que todo
esto se cubre con un enorme manto de impunidad. Vemos como los jueces, las leyes,
atienden, son generosas y flexibles con aquellos que sirven a este sistema o que
forman parte de los poderosos. La impunidad se sostiene desde arriba con leyes,
decretos, laberintos legales, y hasta cárceles especiales, se funda en el miedo, se
crece en la indeferencia, se perpetúa en el olvido que tanto se propone. Se puede
creer y querer que los oprimidos nos reconciliemos con un sistema capitalista que
nos golpea a diario? Que es capaz de tener niños en el hambre, que ha sido y es
capaz de torturar, perseguir y matar, que explota hombres, mujeres y niños en
función de sus intereses, que saquea el planeta, que origina exclusión y pobreza, y
tantas cosas más?

No es posible resignarse y aceptar ese sistema, es necesario que luchemos porque no
nos gane el individualismo y el desinterés. Que apostemos al encuentro y la
organización de los de abajo en todas sus formas, en las organizaciones sociales y
sindicales, que generemos desde allí todas las actividades que pensemos generan
resistencia al despojo de valores e ideología obrera que tanto nos ha enorgullecido.
Desde las actividades culturales, de autogestión, de diferentes emprendimientos, de
solidaridad, de ayuda mutua, de intercambio y discusión, de denuncia y
reivindicación.

Nuestros barrios tienen una valiosa historia de solidaridad y entrega, de lucha y
esperanza de la clase, una historia que nos obliga a no rendirnos, a no entregarnos,
a comprometernos de lleno.

Antes de seguir camino compañeros, homenajeamos a quienes no olvidaremos nunca, a
los que llevamos con nosotros, a quienes entregaron su vida con su aporte cotidiano
de lucha y no claudicación. Sabemos que es levantando sus banderas y continuando su
lucha que les haremos justicia. Salú: Alberto Pocho Mechoso, Plomito Adalberto Soba,
Julio César Rodríguez, Ari Cabrera, Asunción Artigas de Moyano, Laureano Montes de
Oca, Graciela Basualdo, Gustavo Goicochea, Walter Zanzo, Carlos Flores, Mario
Robaina, Tito "Quique" Casialdi, Gauchito Idilio de León, Justo Pilo y en sus
nombres los de todos los luchadores sociales.

Por un 1º de mayo clasista y combativo
Por independencia de clase
Salú Cerro
Salú Teja
Salú 1º de mayo
Salú Mártires de Chicago."

Todavía quedaban cinco kilómetros más a recorrer. Todos lo sabían. Alguna gente
saludaba desde la vereda y otros se sumaban a una Marcha que aumentaba su volumen.

Al pasar por el local del fuerte sindicato de Ancap (combustibles) un grupo de
militantes del mencionado sindicato se adhieren a la Marcha que estaban esperando de
hacía cierto tiempo.

Casi un par de kilómetros antes del lugar elegido por la "Central" obrera esperaban
unos 200 trabajadores para incorporarse a la Columna. Se había realizado un acto a
las 11 de la mañana de la Tendencia Sindical y agrupaciones gremiales. Allí fue
cuestionada la actual política de la central. Política que ha significado abrir
esperanzas desmesuradas en el actual gobierno y un acercamiento a él. En un
movimiento obrero que tiene una tradición fuerte de Independencia de Clase que viene
desde los viejos sindicatos de resistencia donde predominó la influencia anarquista.
Independencia de clase que era una de las consignas remarcadas por la Marcha
Cerro-Teja. Porque hay una realidad, obvia a esta altura histórica, que sólo se
puede confiar, lo mediato y el futuro de los de abajo a la presencia de un pueblo
fuerte y a una orientación de ruptura. A un proceso hacia nuevas relaciones
sociales.

La marcha llega hasta pocos metros del Estrado, en ese momento está actuando una
murga popular. Desde el escenario la Murga hace un silencio y es saludada la llegada
de la Columna Cerro-Teja. La única que queda haciendo a pie la larga trayectoria y
convocando a su paso a sus hermanos de clase, a todos los de abajo.


Red Libertaria Apoyo Mutuo - FAU - Federación Anarquista Uruguaya


Fotos: http://www.anarkismo.net/article/16522




More information about the A-infos-ca mailing list