(ca) [Oaxaca] Dos testimonios sobre el 16 de julio

a-infos-ca at ainfos.ca a-infos-ca at ainfos.ca
Fri Jul 27 13:35:16 CEST 2007


TESTIMONIO ESCRITO POR BELEM ARELY HERNÁNDEZ JUÁREZ, ACERCA DE SU
DETENCIÓN EL 16 DE JULIO DE 2007.

A MIS FAMILIARES
AL PUEBLO DE OAXACA
A TODO EL MUNDO

21 DE JULIO DE 2007

Yo soy Belem Arely Hernández Juárez, nacida en Oaxaca de Juárez Oaxaca, el
25 de abril de 1987, estudiante de la Licenciatura en Educación
Preescolar, en la escuela Normal de Educación Preescolar, con 20 años de
edad.

El pasado 16 de julio, caminando sobre la calle boulevard Eduardo
Vasconcelos, antes de llegar Prepa 6, fui detenida, primeramente abordé el
camión que venía de un pueblo, al ver que la gente venía corriendo, en ese
instante busqué en dónde sentarme, en ese momento vi que policías se
bajaban de un carro, inmediatamente, se dirigieron al camión donde me
había subido junto con mi amiga Isabel, se subieron, comenzaron a bajar a
la gente mayor y nosotras, los policías a empujones y gritos nos dijeron
que camináramos hasta el camión en donde se encontraban más policías; me
senté, toda la gente que estaba alrededor sólo nos miraba, la prensa nos
empezó a tomar fotos, en ese momento, un policía me dijo qué traía en mi
bolsa, con los nervios saqué todo, el policía sólo se quedó viendo las
cosas que llevaba, entre ellos mi celular, pero afortunadamente no me lo
quitaron, posteriormente me lo quitaron, posteriormente me golpearon en la
cabeza diciéndome que "por qué madres la levantaba", en ese momento me
puse detrás e Isabel sin ver hacia ningún lado, no dándome cuenta hacia
qué lugar nos llevaban, para mi fue un momento de mucho miedo, en todo
momento pensé que nos iban a desaparecer, junto con mis compañeros,
después de un rato de recorrido, se paró el camión en donde nos traían,
nos empezaron a bajar, rápidamente, siendo yo la última en bajar, no tenía
en conocimiento de dónde estábamos sólo pude ver a los carros, coches,
motos, paradas, haciendo tráfico, cuando bajé los policías me comenzaron a
decir que me apurara, que no tenía tiempo, cuando llegue a la camioneta,
me quedé un momento parada, cuando de repente sentí un jalón de pelo, que
me dolió mucho, me empujaron callendo encima de los demás que iban a bordo
de esa camioneta, en se momento pensé que me iban a retachar la puerta en
mi cabeza, pero afortunadamente pude recargarme en el asiento de adelante,
durante ese trayecto tuve mucho miedo porque el policía que iba con
nosotras, gritaba que no alzáramos la cabeza, porque si no, nos iban a dar
en la madre, que nos ibas a golpear. En ningún momento alcé la cabeza,
sólo podía ver el perfil de aquél policía que nos venía amenazando,
preguntándonos que a dónde queríamos que nos llevaran, se empezaron a
reír, nos decía que si a Nayarit o a México, yo solamente sudaba de
nervios, sentó los enfrenones que daba la camioneta, pegándome varias
veces en mi cabeza, ya que no me podía mover hacia ningún lado, porque
venia otra chava encima de mí, sentía sólo las vueltas que daba la
camioneta, los baches en los que pasábamos, los topes, sin saber a qué
lugar nos iban a llevar, mi pie poco a poco se estaba "durmiendo", ya no
aguantaba el calor que tenía, los demás venían quejándose, y el policía
más les pegaba, cuando de repente se para la camioneta, nos empezaron a
bajar uno por uno, maltratándonos, empujándonos, insultándonos, me bajé
diciéndole al policía que se me había dormido el pie, no me hizo caso, me
dijo que mejor me apurara y que no me estuviera quejando, llegamos a un
cuarto en donde había gente golpeada, acostada boca a bajo y sin voltear,
en ese instante pensé que nos iban a golpear, pero igualmente me acostaron
boca abajo como a ellos, tenía miedo!!! Pensaba lo peor, estaba sudando,
mucho, casi no podía respirar, cuando alcé la cabeza para tomar un poco de
aire, siento una patada en mi tobillo, me dolió pero me aguanté,
posteriormente seguí sintiendo el pie del policía al lado del mío. Cuando
oí voces eran personas que venían a tomarnos nuestros datos personales,
así como las pruebas de orina, pruebas tactilares, fotos, ahí fue donde
pudimos alzar la cabeza, y tomar un poco de aire sin saber todavía en qué
lugar me encontraba, sino después que me dijeron los demás que estaban con
nosotros, en todo ese tiempo que estuve ahí nos tuvieron incomunicados,
soportando miradas de los policías, burlas como "viva la appo", "ya se los
cargó la chingada", "pinches revoltosos", no dejaban que nos durmiéramos.
En la madrugada nos trasladaron a la Procuraduría, nos sacaron a los que
estábamos en el cuarto, nos pararon en la pared, y nos iban llamando uno
por uno, cuando me llamaron a mí, y me asignaron al policía que me iba a
cuidar, caminé hacia el camión grande, el cual también estaba lleno de
policías, estaba alto para subirse y mi pantalón estaba apretado no daba
para subir, pero ello, apurándome y a gritos me empujaron, cuando sentí
una nalgada, me enojé mucho, me voltié y me quedé viendo al policía, los
otros me decían: "órale mamacita", "siéntate cabrona", "ábrete de
piernas", porque así teníamos qué ir sentadas...

Durante ese camino que nos llevaba hacia la procu, se iban riendo de
nosotras, yo sólo estaba viendo fijamente la camioneta que venía llena de
policías atrás de nosotros, como si fuéramos unos viles delincuentes,
llegamos a la procu, nos encerraron en una celda, nos quitaron nuestras
cosas, todo ese tiempo que estuvimos ahí los policías se portaban muy
groseros, por eso es que no me gustaba ir al baño porque si me tardaba
mucho, iban y nos tocaban la puerta para que nos apuráramos, también nos
llamaban como "Appas". Cuando nos trasladaron al penal femenil Tanivet,
también al ingresar al autobús en donde nos iban a llevar, nos empezaron a
decir "pinches mugrosos", "revoltosos", "vergas", "las vamos a llevar con
Flavio Sosa". Llegamos al penal, nos pidieron datos personales, nos
revisaron de pies a cabeza, de ahí me llevaron a una celda en donde estaba
vacía, nos encerraron para posteriormente regresar otra vez, y con
policías encapuchados. Me dio mucho miedo porque nos dijeron que nos
recargáramos en la pared, con una voz fuerte, pensé lo peor, que nos iban
a golpear, pero solamente nos dieron unas reglas que teníamos qué cumplir,
ese día sólo nos dieron unas cobijas, nos dormimos en el piso porque todas
las cosas que traíamos se quedaron en Control, al otro día nos las dieron
pero también, nos asignaron ese cuarto.

Cuando llegué a la procu, me di cuenta que el tobillo, en donde me habían
pegado, lo tenía hinchado al igual que la mano y la pierna izquierda. Me
dolía todo el cuerpo.

Belén Arely Hernández Juárez.
Firma.

Transcribió: Limeddh Oaxaca


TESTIMONIO ESCRITO POR IVÁN GARCÍA LÓPEZ
ACERCA DE SU DETENCIÓN EL 16 DE JULIO DE 2007.

Mi nombre es Iván diego García López, tengo 22 años, soy estudiante de la
UABJO de la facultad de contaduría y trabajo en el Restaurant Ecatepec.
Soy originario de San pablo Etla, Oax. Soy inocente y me culpan de delitos
que yo no cometí, era el 16 de julio como a las 15:07 de la tarde, iba
caminando por las calles de Heroico Colegio militar, me dirigía a la
escuela, como no había transporte urbano caminé como a dos cuadras cuando
a la altura del estadio de béisbol cuando de pronto vi que pasaron dos
patrullas como a las 15:20 p.m., preventivas. Caminaba por la calle,
tranquilo, un policía preventivo me dijo que me parara y de pronto vi que
me pegaron con una cacha de pistola en la cabeza, perdí totalmente el
conocimiento, reaccioné cuando me llevaban en una batea de la policía
preventiva y me seguían golpeando, nos encimaron como costales, luego nos
llevaron al Fortín, nos siguieron pegando, nos humillaron y nos tomaron
fotos, ahí están en la prensa de gobierno. Ahí me quitaron mi celular, mi
mochila, mis tenis, y $500.00 que traía en mi mochila. Me subieron a un
trailers, ahí la policía preventiva nos interrogó con cámara levantando la
cabeza y me siguieron golpeando, nos obligaban nuestros generales.

Después del trailer nos bajaron, nos seguían golpeando, nos pasearon en
frente a muchos policias, nos entregaron a la policía ministerial, nos
humillaron, luego nos subieron en un autobús de cómo 41 asientos de la
placa MNM-59 blanco con lámina plateada.. Ahí me subieron con playera
cubierta a la cabeza sin saber, rumbo desconocido, a dónde nos llevaban.
Me golpeaban si no caminaba, por el estómago, la cabeza y los tobillos, me
subieron en el autobús y me sentaron en la segunda fila del fletes, lado
izquierdo, ahí me volvieron a decir que no levantara la cabeza y si lo
hacía me iban a seguir golpeando, os llevaban a un rumbo desconocido, nos
humillaban, nos decían palabras obscenas, grosería, nos decían que nos
iban a llevar al Altiplano o a Nayarit, a mí me dio mucho miedo. Sentí que
me iban a matar, durante el transcurso del camino nos decían que ya íbamos
rumbo a la supercarretera que va de Oaxaca-Tehuacán, y que íbamos a hacer
una parada en la caseta de Huitzo. Era una mujer de la policía ministerial
de tez morena y gordita, la vi porque levanté la cabeza y me dieron un
golpe para que lo bajara, luego nos decían que nos iban a tirar uno por
uno sin que nadie se diera cuenta y que nadie nos iba a encontrar. De
prono sentí que el carro daba vueltas y curvas como si pasamos en una
terracería, vi que el carro se detuvo y me bajaron junto con otros
detenidos, iba sin zapatos, totalmente descalzo, sí efectivamente, eran
las espinas en San Bartola Coyotepec, cuartel de la policía preventiva,
ahí nos dejaron en un salón en donde vi a otros detenidos golpeados y
mujeres. Éramos alrededor de 38 personas con los menores de edad, ahí
estuvimos resguardados de muchos policías ministeriales, llegaron unas
personas desconocidas y nos tomaron fotografías y nos dieron un número a
cada quien como si fuéramos criminales. Me acuerdo que llegaron médicos,
los médicos nada más nos miraban y nos decían que sólo eran raspaduras.
También llegaron los de derechos humanos del Estado de Oaxaca [CEDH], me
preguntaron cómo me llamo, mi no. de tel. cel. y cómo me agarraron, ahí
estuvimos durante varias horas, tenía mucha sed y hambre, de pura suerte
revisé mi bolsa del pantalón y me di cuenta que traía $15.00, los policías
les dije que si podía comprar algo, ellos me dijeron que sí pero si traía
dinero, compré un refresco y unas galletas, en el momento que compraba un
policía le dijo a otro que no teníamos derecho a tomar ni comer, luego la
madrugada como a las 5 hrs. del 17 de julio del 2007 nos subiéramos en un
convoy con policías ministeriales, fue una madrugada fría y lloviendo, con
los pies descalzos y nos llevaron a la procuraduría General del Estado,
ahí nos metieron a la Procuraduría General del Estado, ahí nos metieron en
una celda, nos dividieron entre la mitad 15 y 16 personas, luego nos
pidieron nuestros nombres y demás generales, ahí yo les puedo decir que
estando en esa celda el trato fue muy bien. Esto es la verdad, fue la hora
y lugar en la que fue mi detención. Agradezco de todo corazón a todas las
personas que están ayudando allá afuera.

ES TODO LO QUE PUEDO DECIRLES, LA VERDAD.

IVAN DIEGO GARCÍA LÓPEZ
Firma

Transcribió: Marievna Vázquez





More information about the A-infos-ca mailing list